Curiosidades

Seriado Perros en acción: Perros policía, leales compañeros y valientes defensores de la ley

En esta nueva entrega de nuestro seriado Perros en acción nos adentraremos en el emocionante mundo de los perros policía.  Estos leales compañeros ayudan a los agentes a mantener el orden y evitar delitos como el narcotráfico o, incluso la activación de explosivos en zonas densamente pobladas.  Su entrenamiento tiene características muy especiales y años de dedicación, para hacer de estos canes unas verdaderas máquinas contra el crimen.

Seriado Perros en acción: Perros policía, leales compañeros y valientes defensores de la ley
Seriado Perros en acción: Perros policía, leales compañeros y valientes defensores de la ley

Cuando pensamos en perros policía, quizá se nos vienen a la mente películas de Hollywood como "K-9 Súper Agente" o "A Dog's Purpose" (La Razón de estar contigo), con sus entretenidas y trágicas escenas, pero que definitivamente no revelan muchos aspectos de la realidad de estos canes: Verdaderos héroes de la vida real, con una misión y una disciplina sin igual. 

Estos grandes agentes, son entrenados desde que son muy pequeños.  Con tan solo meses, los cachorros son acogidos por sus entrenadores, quienes comienzan a enseñarles los gajes del oficio que ejercerán durante toda la vida, un oficio plagado de riesgos, pero también de satisfacciones por el deber cumplido, vidas salvadas y malhechores tras las rejas. 

Las principales labores de un perro policía, a nivel general son las del hallazgo de dinero, drogas como cocaína, marihuana o cannabis, hachís y heroína, así como la detección de explosivos, personas escondidas o cadáveres. 

Por ejemplo, en el caso de la unidad canina de la Policía Nacional de España, estas mascotas pueden llegar a las filas de este importante cuerpo de seguridad desde los dos meses de nacido, sólo que para poder ser considerado un oficial, y su placa puesta en "El Muro de Honor", tiene que tener al menos tres meses de edad y haber pasado las pruebas iniciales, qiue generalmente son de olores fuertes, para que su olfato se vaya a acostumbrando. 

Al igual que como sucede con los perros de rescate, o perros bombero, a los perros policía se les entrena con una recompensa positiva que no esté relacionada con al comida, para no comprometer su sentido del olfato en la búsqueda asignada por su oficial al mando.  Todo lo contrario, una vez que el can encuentra el alijo o la persona que está buscando, su recompensa será un mordedor y jugar un poco con su entrenador. 

Olores, multitudes, ruidos y gimnasio

Es por ello que desde que ingresan, los perros policías son entrenados para detectar, distinguir y familiarizarse con los olores fuertes de elementos como el dinero, hachís, heroína y cocaína, principalmente.  En el caso del dinero, incluso, los perros policías pueden distinguir entre billetes de diferente denominación, gracias a pequeñas cuñas o fardos que, en el caso de la Policía Nacional de España les proporciona la Fábrica de Moneda y Timbre y que están hechos de billetes defectuosos triturados, lo que ayuda a estos animales a convertirse en unos verdaderos expertos para detectar su aroma, incluso si está mezclado con el de sustancias ilícitas o con el olor de humanos.  

Además del entrenamiento de olores, los perros policía también tienen que entrenar en técnicas de ataque efectivas, para inmovilizar a los sospechosos sin necesidad de matarlos.  Es así como perro y humano, desarrollan un vínculo de amistad y lealtad, lo que hace que estos agentes caninos defiendan a sus humanos ante cualquier amenaza, incluso una que sea repentina e inesperada. 

Como podremos ver en este vídeo de entrenamiento de la Policía de España, un oficial quiere medir la lealtad y capacidad rápida de respuesta de su compañera, una pastor alemán de mirada muy inteligente.  Es por ello que junto a un entrenador, que está debidamente protegido con un traje acolchado que le cubre brazos, cuello, piernas y pecho, fingen un ataque con cuchillo en un procedimiento que parece normal. 

Cruzan unas cuantas palabras, el sospechoso de acerca a la orden del oficial, luego se reitra y vuelve, una estrategia que definitivamente pone en alerta a esta valiente policía canina, y de repente, el sujeto finge atacar con una cuchilla al policía.  La respuesta del animal es inmediata y no deja que siquiera la afilada hoja llegue cerca de su compañero humano cuando ya ha ensartado entre sus poderosas mandíbulas al supuesto agresor, y no lo suelta hasta que éste se somete y se lanza al suelo, lo que permitiría, en una situación similar real, su eventual arresto sin haber disparado un solo tiro.

Otra parte importante de los entrenamientos de los perros policía es el hecho de que se acostumbren a la presencia de extraños, y sobre todo de multitudes a su alrededor, a las que se tendrán que enfrentar, más tarde que temprano cuando salgan a defender la justicia a bordo de patrullas policiales y portegidos con chalecos especiales. 

El reconocimiento de distintos tipos de superficies, como tierra, suelo pulido, suelo demasiado frío o muy caliente, rocas, resbaladizas o incluso nieve, son también pasos súper importantes para que los perros policías tengan un mejor desenvolvimiento, agarre y sepan reaccionar a situaciones imprevistas sin comprometer la misión que les ha sido asignada.  Y la ejercitación diaria en caminadoras o trotes al aire libre, ayudan a los perros a mantenerse en forma y a entrenar en caso de tener que emprender una persecusión a pie. 

Desde muy jóvenes, a estos futuros oficiales de policía, se les entrena también en espacios públicos como escaleras eléctricas de servicios de transporte masivo con el metro, aeropuertos, puertos marítimos e incluso dentro de ascensores de carga o espacios muy cerrados como maleteros de coches.  La intención es que estos canes superen sus miedos y tengan el coraje necesario para ser durante sus años de servicio, los mejores perros policía de cada escuadrón, de cada ciudad del mundo. 

En nuestra próxima entrega de Perros en acción, exploraremos las fascinantes historias de 3 perros que pasaron a la historia por sus increíbles hazañas.  Se trata de Laika, la perrita rusa que viajó al espacio, Hachiko, el perro japonés cuya lealtad fue inmortalizada por Richard Gere en el filme "Siempre a tu lado" y el sargento Stubby, el único perro con este rango en las fuerzas armadas de Estados Unidos y que se convirtió en toda una leyenda, por salvar la vida de cientos de soldados en la I Guerra Mundial.

Maya Monasterios

Periodista. Enamorada del mundo 2.0 y sus posibilidades. Tengo más de 15 años redactando en la red de redes. He probado de todo, política, tecnología, deportes, sucesos y hasta economía, pero me quedo con la buena vibra. Entusiasta de la astrología, aunque nunca podré adivinar tu futuro, pero puedo intentarlo. Siempre optimista y queriendo fundar la Universidad Mundial de los Memes y otras magias. Aunque ya nadie hable de ello, los libros en papel son un tesoro de la Humanidad. Me apasionan las historias detrás de las celebridades, pero llegué tarde para entrevistar al rey de reyes, Elvis Presley.+ info

Más Noticias

Más Noticias