Gatos

¿Cómo elegir el mejor comedero para tu gato?

Si tienes o deseas tener un gatito, sabes que es importante tener un sitio en particular para que puedan recurrir a buscar alimento y agua cuando deseen.  A la hora de escoger el mejor comedero para gatos hay que tener en cuenta el tamaño y la profundidad, así como también su anatomía, es decir, si nuestro gato es de nariz achatada tipo persa es conveniente optar por un comedero plano y de bordes bajos para que tenga mejor acceso. Así que te daremos algunos tips para elegir el mejor comedero y qué tipos hay en el mercado.

¿Cómo elegir el mejor comedero para tu gato?
¿Cómo elegir el mejor comedero para tu gato?

En primer lugar, es importante fijarse en el material para elegir el comedero ideal. Probablemente el más popular sea el plástico ¿no?, aunque cada vez se sustituye más por acero, cerámica o incluso bambú para esos dueños ecológicos. El material en este tipo de aspectos es muy relevante, ya que incluso el plástico (en su caso) podría provocar alergia en algunos gatos, puede absorber mal olor, etc. Así que en función del uso, debes tomar la decisión mas apta.

Por otra parte, cualquier gato come sin problemas de un plato, claramente, pero si nos decidimos por comederos sofisticados es probable que necesitamos un período de aprendizaje hasta que nuestro gato entienda y se adapte a su funcionamiento. Otro dato a tener en presente es el peso del comedero para evitar vuelcos, sobre todo si el gato es pequeño o tiene la costumbre de utilizar las patas para comer.

Un increíble dato que te daremos es que los comederos dobles no son una buena opción, ¿pensaste lo contrario, no? Los gatos prefieren tener el agua separada de la comida y, además, es más complicado limpiarlos, reponerlos o vaciarlos. Entonces te preguntarás, ¿cuál es el mejor comedero para gatos? Pues claro que el que mejor se adapte a sus necesidades. Por ejemplo, si tu gatito suele aburrirse o no dispone de suficiente enriquecimiento ambiental, los comederos interactivos pueden ayudarle a mantenerse mentalmente más activo.

Comederos clásicos:

Estos son los sencillos y más conocidos por todos y están disponibles en diferentes colores y diseños, por ejemplo, con dibujos o adornos y hoy en día es posible escoger los que mejor combinen con la decoración del hogar, mega fashion ¿ok?

De este tipo podemos encontrar comederos de plástico, de acero o de cerámica. Algunos disponen de una goma en la base para evitar que se deslicen y en ciertos modelos esta es extraíble. Otros presentan una base a modo de alfombrilla que también es antideslizante. En cuanto al aspecto, encontraremos desde los clásicos comederos redondos a los ovalados o en forma de silueta de gato o huella. La profundidad también es muy variable y debemos adaptarla a las características del gato.

Comederos automáticos:

Este tipo de comederos pueden considerarse una versión moderna de la clásica, si, algo redundante. Por ello, también suponen una ventaja importante cuando dejamos al gato solo por un período prolongado de tiempo. Su mecanismo se basa en la apertura programada con un temporizador cuando fijes una hora. Además, mantienen la comida o, de ser el caso, el agua en perfecto estado gracias a su cierre hermético. De esta forma, también evitan la presencia de insectos. En las casas con más de un gato ofrecen el plus de que, a través de un microchip o colgante, puede abrirse la tapa solo cuando va a comer el gato que corresponde y también permite controlar la cantidad de alimento, lo bueno es que son de plástico y funcionan con baterías.

Comederos interactivos

Este tipo de comederos para gatos actúan como juguetes interactivos. De esta forma, tu gato tendrá estimulación mental y actividad física, ya que tiene que lograr atrapar su comida. Es también una forma de que coma más despacio. Los hay diseñados como laberintos dispuestos en vertical, de manera que el gato tiene que ir desplazando la comida con sus patas introduciéndolas por los diferentes agujeros hasta llevarla a la parte de abajo, donde hay un plato que la contiene. Hay varios niveles de dificultad, por lo que el animal no tiende a aburrirse.

Comederos elevados para gatos

También podrás encontrar comederos para gatos con una base inferior, lo que los hace elevarse sobre el suelo. Algunos cuentan con un diseño que facilita el acceso a la comida y la adopción de una postura cómoda que puede favorecer a gatos con problemas de movilidad. La elevación se obtiene de forma sencilla y practica utilizando un soporte para comederos o comederos que llevan incorporada una base de silicona con el soporte en el centro. Esta base les proporciona una buena estabilidad y protege el suelo de manchas. Suelen ser de cerámica o aluminio, aunque también los encontramos de madera. Consulta las diferentes ventajas de los comederos elevados para gatos en este otro artículo.

Constanza De Sousa

Copywriter, creative editor and content creator+ info

Más Noticias

Más Noticias