Gatos

Síntomas y causas de la fiebre en los gatos

La fiebre es una de las enfermedades más comunes tanto en humanos como en animales, esto siempre es señal de que se está presentando algún tipo de enfermedad adicional o un problema de salud, hoy te enseñaremos cómo detectarla en los gatos.

Síntomas y causas de la fiebre en los gatos
Síntomas y causas de la fiebre en los gatos

La temperatura normal de un gato oscila entre los 38 y 39,5 °C, si tu mascota supera este número se le considera fiebre por lo que su salud se está viendo en riesgo y debes actuar rápidamente para su lograr mejoría.

Los causante de que tu gato padezca de fiebre pueden ser muchos, desde leves hasta una enfermedad grave, por eso tienes que saber reconocer los síntomas para acudir rápidamente al veterinario.

Síntomas y causas de la fiebre en los gatos

Tanto en los gatos como en los perros la fiebre aparece cuando el sistema inmunológico se activa debido a la presencia de una anomalía en el organismo, entre las causas más comunes podemos conseguir: tumores, moquillo, leucemia, bartonelosis, infecciones virales o bacterianas, gripe, resfriado común, pancreatitis o lupus, efecto secundario a la ingesta de medicamentos o luego de una vacunación.

Si tu gato tiene fiebre puede presentar uno o varios de los siguientes síntomas: nariz reseca, pérdida de apetito, disminución del consumo de agua, falta de energía, inquietud, angustia, descuido de su higiene personal, escalofrío, temblores, respiración acelerada, diarrea, vómito, estornudos o tos.

Para medir la temperatura a tu gato si notas alguno de los síntomas mencionados debes tener un termómetro digital rectal que puedes conseguir en cualquier tienda especializada en animales, vaselina o cualquier otro lubricante, paño o toalla limpia y seca.

Síntomas y causas de la fiebre en los gatos

Desinfecta el termómetro y cubre la punta con un poco de vaselina, con ayuda de otra persona que tome al gato por las patas delanteras, con cuidado levanta la cola e introduce la punta del termómetro en el recto, cuando este se detenga retira, premia a tu gato y comprueba la temperatura. 

Si tu gato presenta una temperatura mayor a los 39,5 °C debes acudir lo más pronto posible al veterinario para que de con la causa del malestar y le suministre un tratamiento para bajar la temperatura.

Sabrina Cedeño

Cocinera de alma. Amante de las cosas ricas, el buen vino y música suave de fondo.+ info

Más Noticias

Más Noticias