Gatos

Aprende a reconocer si tu gato ya está mayor

Una de las cosas más tristes de tener un gato en casa es ver cómo poco a poco va envejeciendo. Es importante mencionar que a los felinos a diferencia de los perros no se les nota mucho cuando se hacen mayores, debido a que su degradación física es más lenta, por ello hoy te contamos algunas señales que indican que tu gato se hace viejo.

Aprende a reconocer si tu gato ya está mayor
Aprende a reconocer si tu gato ya está mayor

El envejecimiento en los gatos se presenta de forma más sutil respecto a otras especies ya que son animales que se mantienen muy activos a lo largo de toda su vida,  debemos prestar mucha atención para percibir las señales que indican que está envejeciendo y recordar que estas señales varían dependiendo el gato.

El tiempo afecta de muchas forma a los gatos, tanto física como fisiológica, ya que en la vejez los felinos son más propensos a padecer enfermedades, se reduce su visión, audición, olfato y gusto, lo que deja como resultado una mascota más delicada. Lo recomendado es acudir de forma frecuente al veterinario ante cualquier cambio o enfermedad.

Gato anciano

Señales físicas

Los cambios físicos en los gatos no son tan visibles en los primeros años de vejez, sin embargo, existen algunos signos obvios como la aparición de pelos blancos, reducción de la visión y la audición, no obstante también se puede tomar en cuenta la disminución de brillo en el pelaje del felino y la pérdida de masa muscular.

También existen algunas señales físicas difíciles de notar como la pérdida o disminución de la actividad física, es decir, ya no salta ni se mueve como antes, también la edad puede limitar algunos movimientos que antes hacía con total normalidad y ahora hace con un poco más de esfuerzo. Esto sucede porque las articulaciones ya les duelen.

Gato anciano

Señales en el humor o el comportamiento

Los gatos adultos normalmente son animales tranquilos, calmados y duermen largas siestas, no obstante a medida que van avanzando en edad se vuelven mucho más sedentarios y no juegan con tanta regularidad, por otro lado también buscan estar lo más cómodos posible.

También cambian un poco su apetito, ya que no comen las mismas cantidades que antes, es decir son menos golosos por ello lo recomendado es que en esta etapa de vejez su alimentación sea un poco más variada y rica en nutrientes y minerales.

Kelvin Nuñez

Redactor y creador de Contenidos Digitales. Amante de los animales desde antes de nacer. Venezolano por el mundo. Especialista en análisis de métricas. He trabajado en más de 10 redacciones digitales desde el 2015 hasta la fecha. + info

Más Noticias

Más Noticias