Gatos

Enséñale a tu gato a usar el rascador de forma fácil con estos tips

Dile adiós al sufrimiento de tus muebles y telas, pues en este artículo nos encargamos de darte las claves para enseñar a tu gato a usar el rascador, de forma sencilla, ya sea adulto o cachorro, ya que realmente todos pueden aprender a hacerlo en cualquier momento, aunque a un ritmo distinto, claro está.

¡Enséñale a tu gato a usar el rascador de forma fácil con estos tips!
¡Enséñale a tu gato a usar el rascador de forma fácil con estos tips!

Si tienes un gato y un sofá muy adorado, probablemente necesitarás un rascador para evitar que ese amor hecho sillón acabe hecho trizas, ¿no es así? No necesitas un rascador especialmente grande o caro, con opciones económicas e incluso caseras puedes lograr obtener un rascador fantástico para que tu gato disfrute.

Casi todos los gatos tienen la necesidad de rascar materiales, principalmente tejidos o madera. Esto en realidad se trata de un instinto que no pueden evitar porque además de afilarse las uñas, rascar es parte del proceso para marcar el territorio. Esto contribuye a la salud mental y emocional de tu gato. Al rascar, los gatos dejan el olor de las glándulas que tienen en sus patas y por eso es habitual que, una vez que arañan un objeto, vuelvan al mismo lugar días más tarde para reforzar su olor y su marca. En estos casos, lo más importante es no luchar contra su instinto, sino enseñarles a que existen lugares donde pueden cubrir su necesidad: el rascador.

¿Cómo enseñarle a mi gato a usar el rascador?

Rascar es una costumbre ancestral e innata que los gatos llevan a cabo. No solamente sirve para afilar sus uñas, con las que deben cazar sus presas, también sirve para impregnar los muebles de su olor corporal. Es una forma más de marcar su territorio. Es importante enseñar a nuestro gato a usar el rascador si queremos evitar que nuestros muebles acaben destrozados, deshilachados y rotos. La gran mayoría de gatos aprenden por si solos a utilizar el rascador pero no en otros casos deberemos guiar a nuestro felino para que lo haga.

Si es el primer rascador que tiene tu gatito, es importante que le enseñemos dónde queremos que se afile las uñas. Podemos ponerles snacks que le gusten o juguetes alrededor y llamar la atención del gato para que se suba a la plataforma. Suavemente, se pueden coger las patitas del gato y hacer el gesto de rascar en el mástil, para que el juguete quede marcado con el olor del animal. Otro recurso sería emplear hierba gatera, ya que la mayoría de los gatos sienten atracción hacia su olor y tendrán un interés inmediato por su nuevo rascador. Pero, si esto no te convence, nosotros a continuación te damos algunos otros consejos útiles:

  1. Dónde poner el rascador: Si tu gato parece tener predilección por rascar algún mueble o sofá en concreto, ése será el lugar idóneo para situarlo.
  2. Animar a tu gato a utilizarlo: Poner una bola, plumero o ratón colgando del rascador será una forma estupenda de animar a tu felino a acercarse y a manosear el nuevo objeto, al que acudirá por pura curiosidad y diversión. En principio tu gato debería empezar a utilizar el rascador de forma natural ya que para ellos el hecho de limarse las uñas es agradable y muy beneficioso.

¿Y si no quiere usar el rascador?

Algunos gatos parecen negarse a utilizar el rascador que con tanto cariño le has traído. No desesperes, tu gato necesita más tiempo para entender su funcionamiento, no pasa nada, es algo habitual. Si tu gato parece no estar en absoluto interesado puedes utilizar algunos trucos como por ejemplo impregnarlo con su olor, puedes optar por frotar su manta contra el rascador para que tu gato lo sienta como algo suyo y tenga el instinto natural de ir a él.

Puedes optar también por refuerzos positivos, así cada vez que le observes acercarse o limarse las uñas en el rascador debes felicitarlo. Un buen snack, unas caricias o palabras amables serán más que suficientes para que tu gato entienda que eso te agrada ¿vale?

Ten algo en cuenta que es muy importante, si tu gato es aún un cachorro, al observarle arañando otro mueble debes cogerlo y llevarlo directamente al rascador, así se formara con ese conocimiento y será más fácil adaptarse.

Constanza De Sousa

Copywriter, creative editor and content creator+ info

Más Noticias

Más Noticias