Gatos

¿Es peligrosa la muda de pelo en los gatos?

Los pelos de tu gato te van a acompañar a cualquier parte que decidas ir, tanto en casa como fuera, te puedes encontrar alguno que otro pelo sobre tu ropa o tus cosas, pero no hay de qué preocuparse, que un gato pierda pelo es absolutamente normal y sano. Como ocurre en las personas, los gatos mudan su pelo durante todo el año, aunque especialmente en los meses de primavera y verano, donde los cambios climáticos son más acentuados.

¿Es peligrosa la muda de pelo en los gatos?
¿Es peligrosa la muda de pelo en los gatos?

Si acabas de adoptar a un gato y todavía no tienes claro cómo funciona esta muda o qué es lo que debes hacer en este periodo, no te preocupes, nosotros te ayudaremos, sigue leyendo este artículo para que te enteres si puede dar lugar a problemas y cómo podemos ayudar a tu gatito durante todo este proceso natural.

Alguna vez te has preguntado concretamente ¿qué es la muda? Pues la muda es simplemente la renovación del recubrimiento de pelos que envuelve la piel de un animal. En los gatos, la muda consiste en la renovación de su pelaje para dar paso al nuevo que está creciendo internamente. Como comentamos, esto se trata de un proceso normal y necesario. Si no lo hicieran, sería un problema,  pero estate atento, que si lo hace de manera excesiva e incluso aparecen zonas desprovistas de pelo podría indicar que tu gato presenta un problema dermatológico, de estrés o de alimentación que requiere atención veterinaria ¿ok?

¿En qué momento ocurre este proceso?

Los gatos pierden pelo durante todo el año, eso es correcto, pero sí es cierto que hay determinados momentos en los que esto se acentúa. Estos momentos son los meses de primavera y otoño, ya que su cuerpo se prepara para los cambios en la temperatura y las horas de luz que ocurren durante estos meses (muy inteligente la naturaleza ¿no?). Así pues, ante la duda de su cambio de pelaje, la respuesta se ubica en la adaptación al clima.  El proceso de muda se nota mucho más durante estos meses en los gatos de exterior o los que salen de vez en cuando que en los que viven siempre en casa, ya que en el hogar la temperatura no suele cambiar tanto.

En primavera la muda es mucho más intensa, llegando a abarcar hasta la mitad del cambio que realizan durante todo el año. Esto es debido a que desprenden gran parte de su pelo para cambiarlo por otro más fino, para así soportar mejor el calor. En cambio, en otoño ocurre todo lo contrario, la muda se realiza desprendiéndose de esos pelos finos y cambiarlos por pelos más gruesos para prepararse para resistir los meses más fríos del año ¿lo sabías?

¿Hay riesgos al momento de la muda?

En principio, una muda natural y sana no debe dar problemas. El problema que puede dar un elevado cambio de pelo en un gato es a partir de su acicalamiento (ya sabes, que se lamen para higiene corporal gatuna). Todos vemos como más de una vez al día nuestro gato se acicala, durante este proceso su lengua se lleva pelos sueltos que se están cambiando, junto a otros que arranca debido a las características de las papilas de su lengua. Es entonces cuando, luego de hacerlo varias veces, puede tragarse mucho pelo que acabará en su aparato digestivo, acumulándose y formando bolas de pelo, lo que podría obstruir su intestino, generando vomito o anorexia, así que en ese momento hay que llamar al veterinario.

¿Qué hacer cuando mi gato está mudando?

IMPORTANTE: Como en el resto del año, se le debe acompañar de una buena alimentación con un alimento completo que garantice todos los nutrientes en sus correctas proporciones para que tu mascota mantenga una buena salud y estado del pelo. Ahora bien, si tras conocer todos los detalles de la muda de pelo en gatos consideras que la caída de pelaje del tuyo es algo muy excesivo, lo mejor es acudir al veterinario para que lo examine, pues podrían haber varias razones que es mejor que las determine un profesional ¿ok?

Constanza De Sousa

Copywriter, creative editor and content creator+ info

Más Noticias

Más Noticias