Gatos

¿Qué hago si mi gato no tiene apetito? ¡Aquí están los mejores consejos para ayudar a tu mascota!

Los gatos suelen ser animales exigentes y caprichosos a la hora de comer y los expertos en felinos los describen como neofóbicos en lo que se refiere a la alimentación. ¿No entiendes el concepto? Pues, esto quiere decir que no suelen ser muy dados a probar nuevos alimentos e ingredientes, son muy monótonos y prefieren comer lo que saben que les gusta. Entonces, de pronto tu gato perdió el apetito o acabas de adoptar uno y no logras hacer que coma ¿cierto?  Aquí te daremos algunas pistas de lo que está pasando y posibles soluciones.

¿Qué hago si mi gato no tiene apetito? ¡Aquí están los mejores consejos para ayudar a tu mascota!
¿Qué hago si mi gato no tiene apetito? ¡Aquí están los mejores consejos para ayudar a tu mascota!

Es importantísimo recordar que los gatos son carnívoros nivel legendario, así que suelen rechazar aquellos alimentos que no sean cárnicos o estén compuestos esencialmente a base de proteína animal. La dieta de los gatos pasa por comer proteína animal.  Si notas que tu gato no quiere comer, pregúntate primero si has realizado recientemente algún cambio en su dieta. En este caso, tal vez sea porque el alimento nuevo que le ofreces no le gusta o quizás necesita acostumbrarse a él (podrías probar unos días), también si cambias de marca de pienso, por ejemplo, no debes realizar el cambio de golpe sino ir mezclando, progresivamente, el nuevo alimento con el viejo.

Te debes haber preguntado la razón por la que tu gato no tenga apetito y una de las principales podría ser que el plato de comida está colocado en un lugar inadecuado: los gatos son muy sensibles y su apetito puede verse afectado si el plato de comida está colocado en un sitio inapropiado. Por ejemplo, un gato que no quiere comer puede estar diciéndonos que no le gusta que su plato esté junto al arenero y pues obvio, ¿quién quiere comer al lado del baño? Revisa con cuidado la ubicación del bowl de alimento de tu felino y descarta que el problema esté relacionado con eso.

El que un gato no quiera comer es un claro síntoma de estrés. Cuando un felino sufre estrés o ansiedad lo cual es otra razón común de la falta de apetito, éste se reduce y su salud puede verse afectada gravemente. También puede ser que deje de beber agua con regularidad. Si tu gato no quiere comer analiza si ha habido algún cambio reciente en la rutina del hogar o bien algún factor externo está perturbando su tranquilidad (obras ruidosas en el piso de al lado, o en la calle, etc).

Otras causas de inapetencia en tu gato:

Intoxicación o envenenamiento: si tu gato no quiere comer también puede ser un síntoma de intoxicación al haber ingerido algún alimento inapropiado, o bien algún objeto no comestible, de ser así ve al veterinario de inmediato. En este sentido, hay que tener especial cuidado con algunas de las plantas de interior que la gente suele tener en su casa a modo de decoración y que son plantas peligrosas para los gatos.

Enfermedades diversas: la anorexia y la apatía generalizada puede ser síntoma de múltiples enfermedades, tanto relacionadas con el aparato digestivo como con otros órganos y funciones biológicas. Por eso es tan importante acudir al veterinario a tiempo para que haga el diagnóstico más apropiado.

Bolas de pelo en el estómago: ¿Quién no recuerda al gato con botas de Shrek incómodo por las bolas de pelo? Algunos gatos tienen tendencia a acumular bolas de pelo en su aparato digestivo. En estos casos, las bolas de pelo a veces pueden ocluir parte de este aparato y provocar la pérdida de apetito por parte del gato.

Problemas dentales: algunos gatos no quieren comer porque sufren algún tipo de infección bucal. Revisa la boca de tu felino o consulta con el veterinario para descartar cualquier problema oral.

¿Qué es la lipidosis hepática y por qué ocurre?

La lipidosis hepática en gatos es la acumulación de lípidos (grasas) dentro del hígado, que provoca una retención de bilis e insuficiencia hepática. Puede ocasionar la muerte del animal. Un ayuno prolongado en gatos puede desembocar en una lipidosis hepática felina, así que debes estar atento a su falta de apetito.

¿Qué hacer cuando un gato no quiere comer?

  1. Acude al veterinario si tu gato lleva más de 24 horas sin ingesta de alimento ya que podría ocurrir lipidosis hepática.
  2. Sirve la comida tibia (ya sabes, como si fuera una presa recién cazada), cuando un gato no quiere comer hay que llevar a cabo estrategias como ofrecerle alimentos más tibios en vez de fríos. Calentar un poco la comida puede ser una buena manera de estimular el apetito del gato y mejorar la palatabilidad del alimento.
  3. Mezcla la comida seca con comida de lata o comida casera: si tu gato no quiere comer tal vez sea porque el alimento no le resulta suficientemente sugerente o apetitoso. Por eso, ofrecerle algunos alimentos naturales predilectos que le gusten especialmente puede ser una buena manera de estimular su apetito. Recuerda, eso sí, que los ingredientes que le ofrezcas deben ser siempre sanos y aptos para su aparato digestivo.
  4. Coloca varios comederos con pequeñas cantidades de comida en distintos lugares de la casa: puede que a tu gato no le guste la ubicación de su comedero habitual. Aunque hasta ahora no tuviera ningún problema, es posible que un día sufriera una mala experiencia que provocara un cambio repentino en sus hábitos alimenticios: puede que oyera un ruido fuerte que lo asustara mientras comía, por ejemplo, y ahora asocie el lugar a una zona de riesgo.  Ubica una nueva zona para colocar su alimento y que se sienta más cómodo con él.

Constanza De Sousa

Copywriter, creative editor and content creator+ info

Más Noticias

Más Noticias