Otras Especies

Aprende los cuidados básicos en casa para tu conejo enano

El conejo enano es un animalito de compañía que está siendo cada vez mas común, pero si queremos compartir vida con uno de estos pequeños peludos, no podemos limitarlos a estar en una jaula y darles zanahorias únicamente. Por ello, antes de adoptar un conejo, en este debes conocer cuáles son los cuidados de un conejo enano para poder ofrecerle una buena vida.

Aprende los cuidados básicos en casa para tu conejo enano
Aprende los cuidados básicos en casa para tu conejo enano

Como ya nos indica su nombre, estamos ante un conejo de tamaño pequeño. Además de por sus reducidas dimensiones, las razas de conejos enanos destacan por sus orejas cortas y redondeadas, hocico chato y un pelaje muy suave y brillante. Puede ser una excelente compañía en el hogar, aunque debemos habituarlo a nuestra presencia poco a poco, ofreciéndole premios y dedicando un rato cada día a estar con él por medio del juego, esto lo hará muy feliz.

Es importante mencionar que si hay otros animales en casa, la adaptación también debe hacerse de manera progresiva. Eso sí, los conejitos enanos son territoriales, por lo que con sus a veces suelen mostrarse agresivos.

En general, tienen buen carácter y, bien acostumbrados y cuidados, será una compañía amigable. Hay que tener en cuenta que hacia los tres meses de vida ya maduran sexualmente, sí, muy rápido. Es muy importante proporcionarle un ambiente seguro, ya que los conejos tienden a morder todo lo que encuentran a su alcance. Por ello, se recurre a una jaula para el conejo enano. Esta tiene que estar situada en un lugar tranquilo, lejos de excesivos movimientos o ruidos, ya que no es extraño que los conejos sean asustadizos.

¿Cómo es la alimentación de un conejo enano?

Entre los cuidados de un conejo enano, es claro que destaca la alimentación. Cuidar la alimentación es siempre garantía de salud. Los conejos enanos son animales herbívoros y su sistema es delicado. Por todo ello, es muy importante ofrecerles una alimentación equilibrada y en la cantidad necesaria para evitar el sobrepeso y la obesidad.

La mayoría del menú de tu conejo enano tiene que ser heno, que se recomienda que tengan a su alcance de forma permanente. El porcentaje restante de la ración diaria se cubre con pienso especial para conejos y verduras frescas. También se les puede ofrecer fruta, aunque en cantidades pequeñas, casi a modo de premios.

Eso sí, todo lo que le demos tiene que estar bien lavado. La cantidad va a depender de su peso y de la etapa vital que atraviese. Por supuesto, siempre debe tener agua limpia a su libre disposición.  No te olvides de ponerle agua limpia y fresca a diario y de limpiar bien su comedero y bebedero para evitar el mal olor, los insectos y la proliferación de bacterias y enfermedades.

¿Qué debo considerar en el cuidado de un conejo enano?

1. No es necesario bañar a tu conejo

Al igual que sucede con los gatos, los conejos enanos se encargan de su aseo personal. Pero en ocasiones quizás sí sea necesario que lo ayudes un poco, algo puntual como si se ensucia en alguna parte del cuerpo jugando con tierra. En ese caso, pasa una toalla humedecida con agua tibia –no le agregues jabones o limpiadores– por el cuerpo con mucho cuidado ¿vale?

2. Cepíllale el pelo

En cuanto a la higiene, el pelaje debe cepillarse con frecuencia en los conejos de pelo largo. A los de pelo corto se recomienda pasarles el cepillo al menos durante la época de muda, es decir, en primavera y en otoño. No olvides que, si se le forma una bola de pelo en el estómago, puede sufrir problemas de salud. El objetivo es retirar todo el pelo posible para evitar que el conejo trague pelo y este acabe formando bolas que obstaculicen el tránsito intestinal. Además, cepillarlo mejora tu relación con tu mascota, no lo olvides.

3. Mantén su jaula en condiciones

Otro de los cuidados básicos de los conejos enanos está relacionado con su hogar. La jaula debe estar siempre seca y limpia, ya que de lo contrario será más fácil que se contagie de algunas enfermedades (principalmente por hongos o bacterias).También debes tener en cuenta que el tamaño de la jaula es primordial, incluso cuando tu mascota no ‘crezca más’. Debe permitir que se mueva con libertad, que esté en un lugar fresco y ventilado y que reciba un poco de luz solar, pero sin exagerar, please. Y, por supuesto, deben tener un sitio donde refugiarse (que simule una cueva) cuando tiene calor o hace frío.

5. Presta atención a sus uñas y dientes

La comida que consumen los conejos enanos tiene que permitirles limar sus dientes, los cuales crecen toda su vida. Por eso los expertos indican darle alimentos ‘duros’ como el pienso o la zanahoria, ya sabes, así como en las caricaturas de Bugs Bunny. En el caso de que notes que sus dientes son demasiado largos y le molestan, llévalo al veterinario para que se encargue de limarlos. Lo mismo sucede en el caso de las uñas.

6. Sácalo de su jaula

Algunas personas sacan a pasear a su conejo enano como si se tratase de un perro pequeño. Si quieres hacer lo mismo, llévalo siempre con correa y a un sitio donde no pueda escaparse y perderse, pero no lo fuerces, deja que disfrute de la manera que desee. Mejor si lo sueltas en casa, le permites circular por las habitaciones y luego dejas que salga al jardín, al balcón o al patio. Cuando ya está acostumbrado puedes llevarlo al parque.

7. Vacúnalo 

Para los correctos cuidados de un conejo enano es imprescindible que busquemos un veterinario especializado en estos animales, ¿no? Será este profesional animal quien nos indique las vacunas del conejo enano que debemos administrarle según nuestras circunstancias. Este control es importante para su salud.

Constanza De Sousa

Copywriter, creative editor and content creator+ info

Más Noticias

Más Noticias