Otras Especies

Entiende el lenguaje corporal de tu Ninfa

Las ninfas o carolinas son unas aves pertenecientes a la familia de las cacatúas, las cuales se caracterizan por su carácter sociable, inteligente y afectuoso. Estas aves, además, tienen un lenguaje corporal de lo más complejo, el cual es necesario entender en caso de que tengas a esta ave como animal de compañía.

¡Entiende el lenguaje corporal de tu Ninfa!
¡Entiende el lenguaje corporal de tu Ninfa!

El lenguaje corporal de las ninfas es complejo y de los más expresivos en el mundo animal. Los pájaros carolina son famosos por su inteligencia y sociabilidad. Su cuerpo es para ellos una de las principales herramientas de comunicación con el entorno. De esta forma, manifiestan a través de su comportamiento el humor, el interés por algo o incluso una enfermedad.

Saber interpretar a tu ninfa es fundamental para un cuidado responsable y una relación feliz, Así podrán tener una mejor convivencia y sera mucho más llevadero y divertido. Para todo ello, basta con una buena observación de nuestra mascota y de seguir estas pautas que comentamos aquí a continuación.

La importancia del acicalamiento de mi ninfa:

Las ninfas son animales muy higiénicos si se encuentran felices y saludables. Para ellas, el acicalamiento es un modo de cuidarse y prevenir enfermedades, así como también es una rutina que les permite mantener las plumas en buen estado y listas para el vuelo. Durante el acicalamiento, la carolina peina con su pico las plumas desde la base hasta el extremo, removiendo las plumas de todo el cuerpo.

Este procedimiento aparentemente simple tiene una función muy compleja y útil en el fondo, es la de distribuir por todas las plumas los aceites naturales que son secretados por la glándula uropígea (cola) cuya función es proteger, impermeabilizar y mantener las plumas flexibles. Así pues, dentro del comportamiento de las ninfas encontramos, también, el acicalamiento mutuo cuando conviven en grupo. Este acicalamiento mutuo es un comportamiento que realizan las ninfas cuando son amigas, lavándose y peinándose unas a las otras.

Ansiedad

Algunas circunstancias en particular causan ansiedad en las ninfas o si ellas sienten un posible peligro, pues entonces estiran su cresta y la llevan hacia adelante. Además, sus pupilas se dilatan, realiza movimientos agitados y es probable que grite desesperada. Es importante acudir en su ayuda porque podría lesionarse por su necesidad de huir. Es una señalización bastante clara.

Llamar la atención

El increíble sociable de las ninfas requiere que se le ofrezca atención y disfrutan de compartir momentos con sus amos. Una clara manifestación que desean salir de su jaula o que le alcance algo de su interés es cuando caminan de un lado a otro. A medida que pasan los segundos y no se las atiende, estos curiosos animales complementarán su expresividad con gritos fuertes. Cuando tu ninfa quiere reclamar tu atención, aparte de emitir un amplio espectro de sonidos para que te fijes en ella, realizará otras conductas curiosas como perseguirte, gritar, golpear objetos, extender su cresta y alas.

Señal de confianza

Las ninfas que se sienten bastante cómodas y confían 100% en su amo, se acercan con la cabeza hacia adelante y abajo, exponiendo su parte más vulnerable, sabiendo que está en confianza pura. Es una invitación a las caricias e incluso a que la ayudes a peinar sus plumas. En el proceso de acicalamiento si te permiten participar te confirman una amistad.

Miedo

Cuando una ninfa se siente amenazada, es muy poco probable que se esté quieta (algo obvio) y su primera reacción será la de huir volando tan lejos como sea posible, a la vez que gritará desesperada. Pero, si tu ninfa está acorralada, por ejemplo si está encerrada en la jaula, dilatará las pupilas observando el elemento al que tiene miedo, tendrá una respiración agitada y se mostrará inquieta tratando de huir, golpeándose contra las paredes de la zona en la que se encuentre.

Enfado

Cuando una ninfa se muestra agresiva suele dilatar las pupilas del mismo modo que lo haría si tuviera miedo. A su vez, mantendrá la cabeza agachada y la cresta bajada hacía atrás de la cabeza. Observarás, también, que muy posiblemente se hinche erizando sus plumas, abriendo las plumas de la cola y aleteando agitada sus alas a la vez que chilla mostrándote su enfado.

Además, un comportamiento muy curioso que tiene esta ave es el de alejar de su territorio a aquellos que no acepta, colgándose boca abajo con las alas extendidas, similar a un murciélago, ¿te lo imaginas? Pero no podemos olvidarnos de los picotazos/ mordisquitos que te dará si está muy molesta.

Constanza De Sousa

Copywriter, creative editor and content creator+ info

Más Noticias

Más Noticias