Otras Especies

Estas son las 4 especies de ranas que puedes tener como mascota en casa

A pesar de que se trata de anfibios, hay algunas especies de ranas que se han vuelto muy populares como mascotas para los niños. La razón principal es porque son muy fáciles de cuidar y hay quienes la encuentran más agradable que los sapos. Es por eso que, si tú eres uno de esos fanáticos, te presentaremos las 5 especies de ranas que puedes tener en tu hogar.

Estas son las 4 especies de ranas que puedes tener como mascota en casa

Antes de tomar la decisión de adoptar a una rana como mascota, es importante saber que por nada del mundo debes elegir especies que estén en peligro de extinción y tampoco las que son venenosas, al menos que sean manipuladas por expertos.

En ese sentido, si no tienes tiempo para cuidar de una rana o de cualquier animal, lo mejor es no adoptar o llevarlas a un albergue especializado. Esto es importante mencionar, dado que podrían ser especies invasoras, lo que causaría un problema medioambiental. Una vez tengamos claros estos conceptos, tendremos muchas especies para elegir.

Rana verde de ojos rojos

La alimentación de las ranas debe estar sujeta según la especie. La gran mayoría consume insectos vivos, pero hay otras que pueden comer pienso de tortuga o alimentos preparados específicamente.

1. Rana arborícola verde: También es conocida como rana rechoncha, es una mascota muy popular, sobre todo por su carácter apacible, su tamaño y porque gracias a su voraz apetito, puede reconocer a las personas que la alimentan e interaccionan con ellas para pedirles más comida. Esto es algo a su favor puesto que la mayoría de las ranas no interaccionan y se esconden cuando nos acercamos.

Es por eso que se le conoce como rechoncha, dado que tienden a la obesidad. Su medida habitual es de 10 cm, tiene un aspecto simpático con un color verde llamativo, pero dependiendo del clima, puede ser marrón. Estas ranas domésticas pueden llegar a vivir hasta 16 años, e incluso, si tienes suerte, puede llegar a los 20 años. Sin embargo, su vida no es tan larga en estado salvaje

Rana verde

2. Rana toro: Es una especie de gran tamaño que puede llegar a medir 46 cm y pesar 1 kg, se ha logrado extender por todo el mundo. En la actualidad, es considerada una especie invasora, pero, aun así, se ha convertido en un animal acuático común en los terrarios, dado a que son fáciles de cuidar. Es cuando crecen mucho que las personas se deshacen de ella.

3. Rana verde de ojos rojos: Es muy vistosa y popular. Su área de distribución es desde México hasta Colombia y las hembras pueden ser más grandes que los machos, llegando a medir unos 7 cm. Su alimentación se basa en los insectos y su piel es un poco tóxica. Los terrarios de estas ranas deben tener un sustrato húmedo de fibra de coco, plantas naturales, piedras planas y un tronco inclinado para que pueda trepar por la pendiente.

4. Escuerzo de Cranwell: Es un anfibio originario de Bolivia, Paraguay y Argentina. Son muy comunes tenerlas como mascota y se le suele llamar “ranas Pacman”, puesto que con su gran boca logra atrapar todo lo que se mueva a su lado, tal como ocurre en el popular juego. Puede medir 13 cm y pesar medio kilo. Su alimentación se basa en ratones pequeños, peces, otras ranas e insectos. Por su tendencia a comerse todo lo que le pasa, por un lado, pueden vivir poco tiempo, pues se terminan tragando cosas en exceso voluminosas.

Escuerzo de Cranwell

Para el cuidado del terrario

La higiene de esta área debe ser muy profunda, porque la temperatura, la humedad ambiente y la piel permanente húmeda de ranas, propicia la aparición de patógenos. El terrario debe desinfectarse con lejía una vez al mes y debes usar agua sin cloro.

Kelvin Nuñez

Redactor y creador de Contenidos Digitales. Amante de los animales desde antes de nacer. Venezolano por el mundo. Especialista en análisis de métricas. He trabajado en más de 10 redacciones digitales desde el 2015 hasta la fecha. + info

Más Noticias

Más Noticias