Otras Especies

Si te gustan las ardillas, estos datos son para ti

Las ardillas son tiernos animales silvestres, algunas personas han optado por tenerlas como mascotas en casa, aunque son animales salvajes por lo que puede ser complicado de controlar, hoy hablaremos un poco de sobre ellas.

Si te gustan las ardillas, estos datos son para ti
Si te gustan las ardillas, estos datos son para ti

Al ser animales que no están domesticadas su comportamiento es bastante difícil de controlar además requieren de necesidades especiales para tenerlas como mascotas en casa.

Son muy activos, agiles y bastantes simpáticos, la mayoría de las ardillas las podemos conseguir de color marrón y no llegan a medir más de 45 centímetros donde resalta su enorme y peluda cola que usa para la estabilidad y el equilibrio.

Son muy activos, agiles y bastantes simpáticos

Su hábitat natural son los bosques o sitios donde tengan muchos arboles para poder correr y utilizar su gran destreza física típica de ellas, son muy populares por lo que se puede encontrar en todos los continentes del mundo.

Algunas personas han decidido tenerlas como mascotas, si estas interesado en hacerlo debes saber algunas cosas de ella antes de hacerlo.

Son muy hiperactivos, una vez que se acostumbren al contacto con los humanos no podrán estar en su hábitat natural ni convivir con otras ardillas no domesticas, así que si decides tener una en casa no podrás abandonarla luego.

Se puede encontrar en todos los continentes del mundo

Tienden a morder a las personas si las molestan o se sienten en peligro, no se recomienda como mascotas si en la casa hay niños pequeños o adultos de la tercera edad, son muy ruidosas, hacen chillidos y sonidos para expresar su estado de humor, esto llega a ser muy molesto para ciertas personas.

Al ser animales salvajes no se pueden controlar su comportamiento, requieren de mucha atención ya que no le gustan estar solas, además necesitan de libertad para poder explorar y descubrir, las ardillas marcan territorio, al andar sueltas en casas orinaran  sillones, alfombras y cualquier otro objeto.

Debes comprarla después que tenga dos meses de edad, nunca intentes domesticar una ardilla salvaje, pueden contener una gran variedad de enfermedades, acostúmbralas desde pequeñas a socializar con personas.

Ante cualquier duda al respecto consulta con un experto o con el veterinario para saber si puedes tener en casa una simpática ardilla, recuerda que no son animales domésticos por lo que su crianza requiere de más constancia que otros animales que lo son.

Sabrina Cedeño

Cocinera de alma. Amante de las cosas ricas, el buen vino y música suave de fondo.+ info

Más Noticias

Más Noticias