Patitas

Balto y Togo los perros que salvaron a Alaska de una pandemia de difteria

La carrera del suero de 1925 (así la llaman) fue un evento de tal importancia que le dedicaron una estatua en Central Park, Nueva York, Estados Unidos, y consta de  la estatua de un perro de pose heroica. Para los que la ven como más que un objetivo, es un testimonio de la lealtad y tenacidad por el bien de todos. El nombre del perro, tallado en la base de la estatua, es Balto y te contaremos su historia.

Balto y Togo los perros que salvaron a Alaska de una pandemia de difteria
Balto y Togo los perros que salvaron a Alaska de una pandemia de difteria

A mitad de invierno, una enfermedad mortal aflige a los niños de un pueblo de la fiebre del oro en Alaska, aislado entre un mar helado y un terreno salvaje sepultado bajo la nieve. La única esperanza de los residentes es un plan impreciso para traer viales de tratamiento desde una cabeza de línea a cientos de kilómetros al otro lado de las montañas, donde gracias al poder canino, lograron el objetivo de salvar a cientos de personas y nosotros te contaremos esta historia, donde te sorprenderá su giro inesperado.

La historia de un heroísmo usurpado en cierto modo, es la base de Togo, una nueva película disponible en Disney+ que narra esta anécdota de forma fantástica, ¡VELA YA! La historia se basa en el sabueso tallado en Central Park y su dueño, un inmigrante noruego y buscador de oro fracasado que termino siendo un criador de perros llamado Leonhard Seppala.

¿Quién es Togo?

Togo nació en 1913, era un perrito que se escapaba muy a menudo para correr tras Seppala cuando adiestraba o hacía recados. Como él lo consideraba una molestia, a los siete meses se lo dio a una amiga como animal de compañía, pero Togo huyó y volvió a casa. Llegado a este punto, Seppala advirtió una virtud indirecta del perro: su determinación y su destreza para encontrar la distancia más corta entre dos puntos ¿increíble no?

En vista del éxito notado, Leonhard Seppala dejó la búsqueda de oro para dedicarse al adiestramiento y la cría de perros de trineo, ecnotrando su propio nicho sin saber el éxito que tendría. Harto de las constantes huidas de Togo, Seppala le permitió correr con el equipo, primero detrás, después más adelante y finalmente en cabeza, donde el perro brilló de verdad. Seppala encontró un líder nato en Togo, algo que había intentado criar durante años. Ambos se volverían inseparables y, en los próximos años, en sus muchas expediciones, salvarían la vida el otro.

Togo y su dueño Leonhard Seppala

¿Qué paso entonces?

 La difteria es una infección bacteriana contagiosa que ataca el tracto respiratorio y puede ser letal. Así fue en Nome, ubicado al oeste de Alaska, donde a finales de diciembre, dos niños habían padecido la enfermedad y los únicos suministros de antitoxina del pequeño hospital local habían caducado. Para el 24 de enero habían muerto cuatro niños y se presumía que habían fallecido más en las comunidades alaskeñas El médico de Nome Curtis Welch contó que había instaurado una cuarentena y solicitó que les enviaran un millón de unidades, comentando que la epidemia sería inevitable.

Con unas de las peores condiciones invernales y las temperaturas más bajas en muchos años, las autoridades de Nome entendieron que el transporte de un pequeño suministro de antitoxina en Alaska por medios convencionales sería demasiado lento o imposible antes de que la enfermedad arrasara la localidad. El puerto estaba congelado y volar era inseguro por el frío, entonces ¿qué se podía hacer?

Cuando llegó el brote de difteria, Seppala ya era famoso por toda Alaska  y su astuto y diminuto Togo era igualmente venerado como perro guía. La noche del 14 de enero de 1925, las autoridades de Nome llamaron a Seppala para que encabezara la que pasaría a conocerse,  como “La gran carrera de la misericordia”, ¿te suena?  Como el viaje de ida y vuelta era irrealizable para un solo equipo, los viales de antitoxina serían enviadas por equipos de perros de trineo, pues sabían que solo él podría gestionar con los instintos de Togo para leer el peligro y el terreno. Pero incluso esta sería una tarea difícil, ya en ese momento Togo tenía 12 años, imagínate.

Seppala

Seppala partió el 27 de enero. Mientras el brote y las condiciones meteorológicas empeoraban, y dependía de los instintos de Togo cuando no podía ver el camino debido a la espuma, el viento de cara y la nieve profunda. Debido a su agotamiento y el de sus perros, Seppala se vio obligado a parar en Golovin cuando faltaban 125 kilómetros para llegar a Nome. Como el trayecto era muy largo se hacían relveos cada tantos kilómetros para descansar y retornar y aquí es donde Gunner Kaasen esperaba con un equipo de 13 perros liderados por Balto. Sí, ahora comienza a cobrar sentido la estatuilla en Central Park.

La fama resultante de Balto, junto a la del musher Kaasen, fue una consecuencia desafortunada pero involuntaria. Balto fue el perro que lideró la etapa final a Nome y permitió a Kaasen entregar al antitoxina el 2 de febrero, 6 días después, ya que el recorrido duro 5, todo un record mundial. Una simple mirada al kilometraje habría contextualizado ese crédito erróneo: Balto y Kaasen, cubrieron 80-88 kilómetros, mientras que Seppala, con Togo, transportó el suero a lo largo de 146 kilómetros por un terreno mucho más técnico y peligroso. En total, Togo recorrió 420 kilómetros de puerta a puerta; Balto, poco más de 160.

Pero hey, nadie quita merito a estos últimos, la etapa de Kaasen y Balto también fue heroica aunque no hicieron tantos kilómetros, las condiciones eran tan malas que Kaasen, que circulaba de noche, apenas veía a los perros. Durante el trayecto, el trineo volcó y tuvo que buscar el paquete de antitoxina entre la nieve con las manos desnudas, por lo que sufrió lesiones por la hipotermia en sus manos. Y pues, existe una estatua más pequeña ubicada también en Central Park, donde se premia a Togo como parte de este acto heroico en contra de una pandemia. ¡Gracias perritos!

Kaasen y Balto

Constanza De Sousa

Copywriter, creative editor and content creator+ info

Más Noticias

Más Noticias