Patitas

¡Este es el perrito que salvó a su dueña haciéndole primeros auxilios!

¿Creías que los animales no podían practicar primeros auxilios? Pues ya sabes que existen los paramédicos de cuatro patas, ¿ok? Hoy vengo a contarte sobre Toby, un perrito fantástico que salvó a su dueña aplicando la maniobra de Heimlich para poder despejar sus vías y que pudiera respirar correctamente. ¡Conoce esta historia!

¡Este es el perrito que salvó a su dueña haciéndole primeros auxilios!
¡Este es el perrito que salvó a su dueña haciéndole primeros auxilios!

Bueno, aquí te va, resulta que una mujer de Estado de Maryland, en Estados Unidos, asegura que su perro Toby, un imponente golden retriever, le ha salvado la vida practicándole la conocida maniobra Heimlich, ¿puedes creerlo? Seguimos impresionados. Este incidente convirtió a la dueña, Debbie, y a su mascota en las grandes estrellas de los programas de televisión estadounidenses, y cómo no, si es toda una hazaña.

La maniobra de Heimlich es también llamada compresión abdominal, es ése procedimiento de primeros auxilios que todos hemos visto en las películas y que parece tan fácil de hacer cuando alguien se asfixia. Resulta que esta maniobra consiste en rodear con los brazos muy fuerte y desde la espalda hacia el abdomen a la persona que presenta problema para respirar por obstrucción de la vía aérea, en español significa que se le atoro algo en la garganta y no permite que respire correctamente.

Debbie y Toby

Luego de rodear con los brazos se ejerce presión en la parte inferior del diafragma, se comprimen los pulmones y se logra que el sujeto expulse el objeto que le obstruía la tráquea -como comida, por ejemplo-. Pues bien, Debbie Parkhurst, de 45 años, asegura que su perro le practicó esta maniobra y evitó que ella se afixiara. Parkhurst explica que estaba en su casa plácidamente comiendo una manzana un viernes por la tarde cuando un pedazo de la fruta se le quedó alojado en la garganta y comenzó a ahogarse.

La pobre Debbie, presa de un lógico ataque de angustia y desesperación, se golpeó ella misma el pecho en un intento de mover el trozo de manzana, pero no lo lograba. Tampoco podía toser, ya que una persona que padece de obstrucción respiratoria no puede introducir aire en los pulmones y sacar el poco que posee es realmente complicado. En ese momento, Toby se hizo cargo de la situación.

Este increíble amigo saltó sobre su pecho, apuntando directmente su hocico y sus patas bajo su diafragma, y desalojó la manzana, salvando la vida de su dueña. Debbie, que vive en la ciudad de Calvert, está totalmente convencida de que su Toby no estaba jugando, sino que llevó a cabo su propia versión de la maniobra de Heimlich, algo asi como un Perri-Heimlich, ¿le va bien, verdad?

Debbie Parkhurst explica que su perro se puso muy serio al ver cómo fracasaban sus propios intentos de sacar la manzana. "La siguiente cosa que recuerdo es Toby apoyado sobre sus patas traseras y con las delanteras sobre mis hombros", indica la mujer a la agencia Associated Press. "Me tiró al suelo y, una vez que estaba recostada sobre mi espalda, comenzó a dar brincos sobre mi pecho y golpeando con su hocico generándome presión".

"Literalmente tengo un cardenal con forma de pata en mi pecho. Todavía estoy un poco ronca, pero estoy viva y bien", comenta Debbie. Según la mujer, el médico le dijo que "probablemente no estaría aquí sin Toby". "No dejo de mirarle y decirle '¡eres increíble!'". Visto lo visto, el inventor de la maniobra, el doctor Henry Heimlich, ya puede añadir entre las bondades de su técnica que es tan fácil de realizar que hasta un perro es capaz de hacerla. Cada día nos sorprende más la inteligencia y compasión de estos animales.

Constanza De Sousa

Copywriter, creative editor and content creator+ info

Más Noticias

Más Noticias