Perros

¡Atención! Estas son las cosas que estás haciendo mal en el cuidado de tu perro

El perro es un miembro más de la familia, pero a veces se le hacen cosas que, no sólo no son necesarias sino que además pueden ser perjudiciales para su bienestar emocional. A veces consideramos que algunas cosas son lógicas y realmente solo hay desconocimiento. Es mejor conocer la forma adecuada de hacer las cosas para que nuestro peludo este bien y sano.

¡Atención! Estas son las cosas que estás haciendo mal en el cuidado de tu perro
¡Atención! Estas son las cosas que estás haciendo mal en el cuidado de tu perro

No tengas miedo a decir que no a tu perro y establecer límites y hacer cumplir estos límites con consecuencias. Eso sí, recuerda que la forma humana de disciplina siempre va a crear el efecto contrario en el perro, así que ten cuidado y no las confundas. Nadie dice que empieces a decir que no a todo, es sólo que tu perro tiene que entender esos límites. Es importante recordar que de la misma forma que con los humanos, las mascotas tienen distintas personalidades, y por eso que a la hora de elegir una, se debe tener en cuenta factores como raza, edad, contexto e incluso tiempo para determinar si es conveniente tener una mascota para guiarla, cuidarla y educarla de la mejor manera.

Pero claro que no solo debemos enfocarnos en como nuestras mascota acata las ordenes, sino en cómo nosotros cuidamos de él y cómo lo orientamos –hey, es un hijo- .  Nosotros somos los responsables del bienestar físico y emocional de estos compañeros de vida, por lo que si fallamos en algo, todo el peso de las consecuencias caerá en nuestros hombros. Entonces dirás, ¿qué estoy haciendo mal? Conoce los errores más comunes e identifica si estas cumpliendo con alguno y mejóralo lo antes posible.

Descubre si estás cuidando adecuadamente a tu perrito

1. Descuidar el calendario de vacunación: Algunas enfermedades de los perros pueden resultar mortales, como por ejemplo el tan sonado moquillo, por tanto, es imprescindible que cualquier tutor siga de forma estricta el calendario de vacunación del perro cuando son cachorros o perros recién adoptados que jamás han sido vacunados. Una vez alcanzada la edad adulta, si durante su etapa de cachorro recibió las vacunas oportunas, el veterinario será quien recomiende cada cuánto vacunar al perro.

2. Realizar paseos cortos o no hacerlos: Los perros deben pasear para socializar, olfatear y hacer sus necesidades. Esto les da seguridad, vitalidad y felicidad. Generalmente, se aconseja realizar entre dos y tres paseos al día de, como mínimo, 30 minutos cada uno. En ningún caso debemos privarles de esta rutina u obligarles a orinar porque entonces no estaremos garantizando su bienestar ni cubriremos sus necesidades básicas. Los ¿Cómo hacer arena casera para gatos?necesitan salir, relacionarse con otros perritos y, siempre que sea posible, correr para ejercitarse y liberar la tensión acumulada.

3. No estimularle mentalmente: La estimulación mental es tan importante como el ejercicio físico y podemos realizarlo mediante sesiones de adiestramiento y habilidades caninas o con el uso de juguetes específicos. Todo ello nos permite mantener la mente de nuestro perro activa, fomentar el aprendizaje, afianzar nuestro vínculo con él y enriquecer su día a día.

4. Permitir que coma todo tipo de alimentos: Existen algunos alimentos prohibidos para perros que nunca debemos ofrecer a nuestro can, como el chocolate, el alcohol, la cebolla o las uvas. Estos alimentos pueden resultar tóxicos e incluso mortales. Por el contrario, podemos apostar por alimentos beneficiosos como la carne, el pescado, las zanahorias o la calabaza.

Errores comunes que se cometen con los perros

5. Ignorar el sobrepeso y la obesidad: Nunca descuides este factor ¿ok? el exceso de peso en nuestros perros provoca múltiples consecuencias para su salud, disminuyendo su longevidad y favoreciendo la aparición de problemas cardíacos, la degeneración de las articulaciones o la diabetes. Evitar el sedentarismo y controlar las raciones de alimento son algunas medidas básicas que podemos tener en cuenta para prevenir la obesidad en los perros.

6. No dedicar tiempo a la educación y al adiestramiento: La educación y el adiestramiento son pilares básicos en el cuidado de los perros, pues únicamente de este modo lograremos que nuestro can conviva en armonía con el entorno, sea capaz de responder correctamente a nuestras indicaciones y mantenga un comportamiento adecuado.

7. Utilizar el castigo físico: El uso del castigo durante el adiestramiento o la educación del perro es totalmente contraproducente, pues eleva sus niveles de estrés, provoca falta de atención, deteriora el vínculo con el tutor y, además, no resulta más efectivo que el uso del refuerzo positivo. En lugar de castigar las conductas que te desagradan, refuerza y potencia aquellas que son adecuadas. Pero no utilices la violencia, pues tu mascota podría relacionar esas actitudes a peligro y tener traumas a largo plazo.

8. Dejarlo mucho tiempo solo: De forma general, un perro no debería pasar más de ocho horas solo cada día, pues al tratarse de animales sociales, este factor puede provocar depresión y la aparición de varios problemas de conducta, como el estrés y la destructividad. Además, en nuestra ausencia, es ideal que dejemos a su alcance juguetes y accesorios para enriquecer el entorno y mejorar su bienestar. Puedes optar eventualmente dejar la radio prendida, siempre que sienta compañía disminuirá la probabilidad de deprimirse.

Constanza De Sousa

Copywriter, creative editor and content creator+ info

Más Noticias

Más Noticias