Perros

¿Cómo llevo a mi perro a la nieve con seguridad?

Las escapadas a la nieve son un deleite para todos, una estación diferente en el año hay que aprovecharla como se debe ¿no? La nieve es un sueño para nosotros y lo son también para nuestros peludos amigos. La mayoría de las razas de perros disfrutan de este elemento frío y les encanta corretear sobre la nieve. Se vuelven literalmente locos cuando la pisan, sobre todo si no es su primera vez. Aquí es donde te preguntas ¿cómo llevar a mi perrito sin causarle ningún daño? En este artículo te contaremos todo.

¿Cómo llevo a mi perro a la nieve con seguridad?
¿Cómo llevo a mi perro a la nieve con seguridad?

Entonces, nos conviene hacer algún tipo de preparación previa antes de lanzarnos a la blanca inmensidad junto a nuestro mejor amigo. Nos referimos a aspectos importantes como proteger del frío al perro si éste pertenece a una raza de pelo corto o estar atentos a las almohadillas de sus patitas, esta es una parte muy sensible de su cuerpo aunque no parezca que les molesta nada.

Cuando las temperaturas bajan y los copos caen, muchas son las personas que disfrutan de actividades en la nieve y se preguntan si su perro les puede o no acompañar, ya que cómo no vas a disfrutar de esta aventura sin tu compañero favorito. Lo cierto es que también son muchos los perros encantados con la nieve, pero es aconsejable que sigamos algunos consejos para evitarnos sustos gracias a la baja temperatura pero el elemento clave es respetar la preferencia de nuestra mascota: a algunos les divierte la nieve pero otros la odian, pues la pasan muy mal.

¿Los perros realmente  pueden estar en la nieve?

La respuesta que esperas es que ¡of course! Afirmativo. De hecho, los perros suelen disfrutarlo mucho. Pero antes de plantearnos cómo llevar a un perro a la nieve hay que fijarse en si el nuestro quiere ir o no, como te  mencionamos, no todos podrían disfrutar este paraíso de la misma manera. Algunos perritos parecen asustarse con ese manto blanco, sobre todo si es la primera vez que lo ven. En esos casos, no hay que obligarlos y sí permitirles que se adapten paulatinamente y decidan hasta dónde quieren llegar, luego de la segunda vez hasta querrán ser un reno de Santa, vas a ver.

Cabe destacar que hay infinidad de razas que son aptas para las bajas temperaturas, entre ellas están las que todos conocemos que son perfectamente adaptadas a la nieve, como el Husky Siberiano, pero hay perros menos acostumbrados o sin las condiciones físicas adecuadas, por lo que es buena idea proporcionarles un equipamiento especializado, no cuando solo se va a dar una vuelta sobre la nieve, sino para pasar uno o más días entre cantidades de nieve considerables. Además, conviene llevarles agua para evitar que chupen el hielo o la nieve, que puede contener productos anticongelantes tóxicos para ellos, este ultimo factor es MUY importante.

¿Cómo proteger las almohadillas de las patitas antes de ir  a la nieve?

El asunto de las almohadillas es trascendental y de mucho cuidado. Aunque estemos acostumbrados a que se les desgasten sin que sea un grave problema, lo cierto es que se trata de una parte de su cuerpo que es delicada y sensible, en especial a determinados factores. Al correr o caminar por la nieve están expuestas a sufrir daños y es importantes protegerlas tanto como se pueda. En las tiendas veterinarias venden reforzadores específicos para las almohadillas, que deben ser aplicados con antelación antes de ir a la nieve. Con ellas será más difícil que sufran heridas a causa del frío que hace en la nieve.

Si no nos ha dado tiempo a hacernos con uno de esos reforzadores, siempre podemos aplicar vaselina en sus almohadillas antes de bajar al paseo al paraíso blanco. La vaselina (o incluso la crema corporal que usamos nosotros) tiene una capacidad hidratante que ayuda en la prevención de la formación de pequeñas heridas. Y al igual que en verano debemos revisar a nuestro perro cuando volvemos del campo por si se le ha clavado en las almohadillas algún cuerpo extraño, así que recuerda que en la nieve también debemos ser minuciosos. En caso de que encontremos grietas debemos poner más vaselina a nuestro perro dos o tres veces al día hasta que todo vuelva a la normalidad.

Existe también un calzado para las patitas de nuestro perro cuando han ocurrido grandes nevadas, son como unos guantes de cocina especialmente de su tamaño. Claro que no todos los perros están cómodos con ellas y pueden querer quitárselas o negarse a andar. Por eso, antes de utilizarlas hay que acostumbrarlos poco a poco. Lo mejor es que este tipo de botas cuentan con varias capas que les confieren resistencia al frío y al agua, a la vez que permiten la transpiración. Además, la suela está diseñada para permitir un buen agarre en la nieve. Pero hey, no lo confundas con calcetines, esos están PROHIBIDOS, ya que absorben agua y no protegen sus patitas del frío.

¿Ponerle ropa para nieve a mi perro?

Hay un montón de prendas a la venta adaptadas a todos los tamaños y diseños si queremos llevar a nuestro perro a la nieve. De hecho, existe tanta variedad que puede resultarnos complicado escoger un abrigo para perro, pero a la hora de elegir solores, toma el más fashion, ¿vale? Lo mejor es acudir directamente a un establecimiento o tienda de artefactos para mascotas, donde podamos probar varios modelos y alguien con conocimientos pueda orientarnos. En concreto, para la nieve necesitamos una prenda que lo mantenga seco y caliente. Lo ideal es que le cubra desde la cruz hasta la cola. Hay algunos abrigos muy prácticos, con la opción de introducir las patas, con lo que mantienen la zona abdominal más protegida.

¿Qué esperas? ¡Lleva a tu adorado amigo a disfrutar de ese manto blanco y que la pase bomba!

Constanza De Sousa

Copywriter, creative editor and content creator+ info

Más Noticias

Más Noticias