Perros

Consejos para elegir la mejor cama para mi perro

¿A tu perro le encanta echarse la siesta y dormir luego de comer? Pues por eso necesita un lugar donde poder retirarse a descansar y relajarse cómodamente ¿no crees? La cama de tu mascota es tan necesaria como el hecho de tener sus propios tazones para la comida y el agua. Así que aquí vamos a ayudarte a elegir la mejor cama para tu amigo peludo.

Consejos para  elegir la mejor cama para mi perro
Consejos para elegir la mejor cama para mi perro

Las camas para perros son una importante fuente de aislamiento durante el invierno y el verano, actuando como capa protectora entre el suelo frío o el caliente.  Es normal que estés indeciso a la hora de elegir la mejor cama para tu perro, ya que no es una cosa fácil – calma, que tampoco difícil – sin embargo, en este artículo te damos algunas pistas y factores que debes tener en cuenta para tomar la decisión más adecuada para la cama de tu mascota.

Escoger una cama para nuestro perro es toda una aventura. Hay tantos modelos disponibles que nos resultará complicado decidirnos. Además, corremos el riesgo de guiarnos por la estética y olvidar aspectos relacionados con la funcionalidad, que son realmente los más importantes, así que comencemos, te vamos a orientar para que puedas elegir la cama para tu perro la que más se adapta a las necesidades de tu compañero, garantizando tanto su comodidad como la higiene. Let’s go!

¿Cómo elijo el tamaño?

Las costumbres de tu perro a la hora de dormir son tan importantes como su tamaño. Es muy importante elegir una cama en la que tu perro encaje perfectamente: no te conformes con cualquier cama, ni muy pequeña ni demasiado grande, ya que por espacio en tu casa no seria funcional ¿ok?

Aprovecha cuando duerme y mídelo. Añádele algunos centímetros más a la hora de comprar la cama para ir sobre seguro. Recuerda que su forma de dormir es determinante a la hora de decidirte por una u otra cama, ¿no sabías? Si le gusta dormir estirado, necesita una cama grande y sin bordes tipo colchón o colchoneta. Si por el contrario a tu perro le gusta dormir en lugares pequeños para sentirse más resguardado, le gusta estar acurrucado o enrollado, necesita una cama un poco más pequeña y con márgenes en los que apoyar su peso corporal mientras duerme. Las camas tipo cuna o con cojín suave son una buena opción.

¿Higiene?

Busca una cama que sea práctica al momento de lavarla. Lo ideal es que disponga de una funda que pueda extraerse rápidamente mediante una cremallera y lavarse en la lavadora, ya esté hecha con tejido antiácaros, impermeable, de algodón, poliéster o lona. Algunas tan solo necesitan que les pasemos un paño húmedo. Busca una cama resistente al agua para una limpieza fácil. ¿Sabías que el cojín de la cama puede ayudar a mantener la casa limpia? Pues ella mantiene el pelo y el olor concentrados en una sola zona que podrás lavar cuando consideres oportuno.

Camas para perros pequeños

Como hemos señalado, el tamaño del perro es el primer criterio a tener en cuenta a la hora de seleccionar la mejor cama. Los perros pequeños  disponen de más opciones, ya que algunas camas que sirven para gatos, también son aptas para sus dimensiones. Así, pueden estar muy cómodos y resguardados en una cama tipo iglú o con reborde en la que introducirse y estar más cómodos.  Además, para los perros pequeños suele haber más variedad de mobiliario, con lo que se pueden encontrar camas de diseño que imitan sofás o camas humanas, algo muy fashion.

Camas para perros medianos

En este tipo de perros es importante tomar bien las medidas, pues podríamos irnos a los extremos, o muy grandes o  muy pequeñas. Para este tamaño no suele haber camas tipo cueva, pero sí hay interesantes opciones como cojines, colchonetas o bases de plástico a modo de cunas. Muchas de estas camas perrunas tienen bordes elevados que ayudan a resguardar a tu perro. La colocación de la cama en el exterior es otra opción que no suele darse en perros muy pequeños, que habitualmente van a dormir siempre dentro de los hogares. Si nuestro perro va a dormir fuera, además de cama confortable resguardada de las inclemencias del tiempo.

Camas para perros grandes

En los perros grandes las mejores camas tienen que garantizar que soportan su peso para que tu perro no toque el suelo y se congele o acalore con la temperatura, además de cubrir todo su tamaño. Son más caras, pero vale la pena invertir en colchonetas de espuma viscoelástica o incluso recurrir a colchones para personas, como los que se usan en cunas de bebés o camas pequeñas. No encontrarás camas tipo nido para estos perros, pero tampoco requieren taparse si disponen de un buen aislamiento del suelo ¿ok? Lo más importante es su comodidad y eso lo brida el relleno del colchón.

Camas para cachorros

Además de seguir las pautas mencionadas según el tamaño del cachorrito, que irá cambiando rápido a medida que crece, es importante tener en cuenta que estos pequeños son grandes destructores, por lo tanto, no es aconsejable invertir demasiado dinero en una cama que en cuestión de semanas se va a quedar chica o quedara totalmente destrozada. Ve a lo práctico, para los primeros meses de vida la mejor cama para cachorros suele ser una simple caja de cartón con un cojín, una manta o cualquier ropa gruesa y luego de unos meses que pase su fase de exploración pues invierte en una cama adecuada para tu mascota.

Constanza De Sousa

Copywriter, creative editor and content creator+ info

Más Noticias

Más Noticias