Celebridades

Conoce la impactante colección de autos que tuvo Paul Walker

A lo largo de su exitosa carrera como actor, y a los altísimos honorarios que le dejó la franquicia Fast and Furious, Paul Walker pudo acumular una amplia colección de autos y motocicletas de un elevado valor. Estos fueron algunos de los que le pertenecieron en vida.

Paul Walker fue un gran coleccionista de autos. Foto Archivo
Paul Walker fue un gran coleccionista de autos. Foto Archivo
Por:  Redacción pley

Es muy conocida la pasión que tuvo Paul Walker por los autos, no solo en las pantallas, sino en su vida cotidiana, en la que además de ser un coleccionista de autos de lujo, también fue piloto de carreras. Hoy de su colección, no queda nada en la familia Walker, pues sus autos fueron subastados para causas benéficas.

La colección de Paul Walker llegó a 30 vehículos, incluidos superdeportivos como los costosísimos Saleen S7, el Ford GT y el Ferrari 360 Challenge Stradale. Tras la muerte del actor en 2013, su hija Meadows Walker subastó 21 de ellos para recaudar fondos para la recién creada Fundación Paul Walker, dedicada a la ayuda humanitaria en varias partes del mundo y Reach Out Worldwide, la fundación creada en 2010 por el propio actor para ayudas en casos de desastres naturales.

BMW-M3-E30 de 1988. Foto Archivo
BMW-M3-E36-Lightweight de 1995. Foto Archivo

Uno de los vehículos favoritos del actor, eran los BMW, por lo que en su colección acumuló siete BMW M3, compuestos por dos E30 M3 y cinco E36 M3 Lightweights. De estos últimos se fabricaron 125 en todo el mundo, lo que les dio un valor adicional a estos coches.

Colección de Paul Walker a toda velocidad

Paul Walker coleccionó tanto vehículos de carrera de altísimas revoluciones, como vehículos de fuerza, como el Nissan 370Z 2009 personalizado, que apareció en la película Fast Five y que funciona con un motor V6 de 3.7 litros que produce 332 CV.

Ford-F250-Pickup de 2003. Foto Archivo
Chevrolet-Il-Nova de 1967. Foto Archivo

En su excéntrica colección también figuraba el coche de carreras Ford Boss 302S que nunca llegó a correr en ninguna pista, así como otros autos de alto cilindraje que estaban aptos para competiciones.

Harley-Davidson-RS de 2005. Foto Archivo

Pero entre su colección tampoco faltaban los clásicos, como un Chevy Nova de 1963, un Chevelle de 1964 y un Chevy II Nova de 1967, autos que formaron parte de su colección entre la que también estaba incluida una Harley Davidson RS, una BMW y una Suzuki.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias