Celebridades

La biología marina: el sueño truncado de Paul Walker

Además de la actuación, el actor tenía otras pasiones un poco menos conocidas. Una de ellas, es que Paul Walker estudió biología marina y era amante de la vida en los océanos. Su sueño de ejercer a plenitud esta profesión, se vio truncado por su prematura muerte.

Paul Walker tuvo como pasión la biología marina. Foto Archivo
Paul Walker tuvo como pasión la biología marina. Foto Archivo

El entorno cercano de Paul Walker asegura que poco antes de morir, el actor tenía pensado crear una fundación que llevaría su nombre, y que se dedicara a apoyar a las personas que defienden la vida en los mares y océanos, además de formar líderes que se ocupen de estas tareas en todo el mundo.

Sin embargo, el sueño del actor se vio entorpecido por su prematura muerte en un accidente automovilístico el 30 de noviembre de 2013. Walker tenía entonces 40 años y estaba en la cima de su popularidad.

Paul Walker en el programa “Spawn of Jaws: The Birth". Foto captura de pantalla

Paul Walker se licenció en Biología Marina en la Universidad de California y la ejerció en algunas ocasiones en compañía de Michael Domeier, un respetado investigador de los océanos, que además fue su colega y compañero en el programa “Shark Men” para National Geographic.

Era un gran admirador del explorador e investigador de los mares francés, Jacques Cousteau.

Las otras pasiones de Paul Walker

Sin duda Paul Walker estará en la historia como un actor de Hollywood, específicamente será recordado por su actuación en la saga Fast and Furious interpretando el personaje de Brian O´Conner. Pero además de la actuación, el californiano tenía otras grandes pasiones que compartía con el brillo de las luces y el enfoque de las cámaras.

Paul Walker se definía a sí mismo como un amante del mar y un apasionado por los autos. Como biólogo marino puso sus conocimientos a prueba en el programa “Shark Men” y “Spawn of Jaws: The Birth”, junto a Michael Donner, demostrando que estaba en el espacio por mucho más que darle raiting.

Su pasión por los autos lo llevó a ser piloto de carreras, pero también lo llevó a la muerte. El día de su fatal accidente se desplazaba a bordo de su Porsche Carrera GT, que para el momento era conducido por su socio y amigo Roger Rodas, quien era piloto de carreras.

Pero más que todas ellas, su pasión era la familia, razón por la cual quiso y obtuvo la custodia total de su hija Meadows, un par de años antes de morir.

Randolph Borges

Periodista de la UCSAR y locutor por la UCV desde hace más de 20 años. Convencido de que Superman y Spider-Man tuvieron un buen motivo para elegir el periodismo. Sigo buscándolo. Apasionado de la ciencia ficción, del cine y de todo lo que se cuente en clave de saga. Soy uno con la Fuerza y la Fuerza está conmigo, y estoy seguro que el daño de Disney a Star Wars es reparable.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias