Celebridades

“Viciosa y descarrilada”: La sorprendente confesión de Beth de “Gambito de Dama” en la vida real

Sari Caine es una mujer que ha confesado ser la Beth Harmon de la vida real. Sus primeros pasos se dieron en el mundo del ajedrez antes de la adolescencia y su vida cercana a las drogas y al vicio, le acompañó por mucho tiempo en el tablero.

Foto Netflix
Foto Netflix
Por:  Redacción pley

A través de una extensa carta, Sari Caine se confiesa la Beth Harmon de la vida real, la protagonista de la exitosa serie de Netflix, Gambito de Dama. En su explicación, cuenta cómo se convirtió desde pequeña en una superdotada del ajedrez, con un talento que se perdía de vista.

“Cuando cumplí 12, después de siete años jugando en torneos escolares, estaba exhausta. A los 13 años, despegó mi carrera como profesora de ajedrez, al igual que mi adicción a las drogas duras. Nunca planeé ser profesora de ajedrez en toda mi vida, pero cada vez que renunciaba, volvía”, comentó Caine sobre sus inicios.

La serie Gambito de Dama tiene varias Beth Harmon en la vida real. Foto Netflix

Su vida no fue fácil, sobre todo por el hecho de ser mujer en un mundo de hombres. “Dirigía 40 clases de ajedrez a la semana y estuve a punto de aceptar un trabajo nocturno como stripper. Me defendía de los coqueteos de los padres de mis estudiantes, jugadores e instructores durante el día. Por la noche, los caballeros se negaban a creer que una niña pudiera siquiera jugar”, confesó.

Descarrilada y viciosa, pero en el ajedrez, talentosa

A diferencia del personaje de la serie, para Sari, el uso de drogas para escapar de su realidad terrible, no la hizo enfocarse en el juego que tanto amaba. “Recurrí a las drogas duras, el sexo y el alcohol para hacer frente a la enorme presión sobre mis hombros cuando tenía 12 años. A diferencia de Beth, mi adicción a las drogas no me impulsó a participar en torneos de ajedrez. Me descarriló”.

Cuando vio la serie Gambito de Dama, se identificó con Beth hasta el punto de asociar los cuadritos negros y blancos con el único mundo seguro que tenía en sus peores días. “Ver a Beth abusar del alcohol y las drogas fue lo más cerca que estuve de tales sustancias desde el comienzo de mi propia sobriedad 13 meses antes”.

Hoy Sari Caine es una mujer sobria y todavía es profesora de ajedrez. “En estos días, sin embargo, estoy aprendiendo a vivir sobria en el mundo entero, no solo en los 64 cuadrados”, confiesa la instructora en su carta pública.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias