Ficción

Lo confesó: No me siento mujer, me siento un hombre

Una joven adolescente que descubre un cuerpo que no le gusta, con el que no se identifica y que le da “asco”, es una de las tramas que narra “100 días para enamorarnos” la nueva serie estrenada por Netflix.

Lo confesó: No me siento mujer, me siento un hombre
Lo confesó: No me siento mujer, me siento un hombre

La serie “100 días para enamorarnos” que acaba de estrenar Netflix, ha levantado polémica al plantear el tema de la diversidad sexual, con profundidad y respeto.

La serie muestra a Ale, una adolescente de 17 años, hija de Remedios y Max. Ale es buena estudiante y le gusta el fútbol. Se lleva muy bien con su papá pero con su mamá no habla mucho.

Ale en “100 días para enamorarnos”

Ale no se siente identificada con su cuerpo, pero no sabe con quién hablar el tema y su madre no sabe cómo abordarla, de hecho, Remedios, sabe que le pasa algo a su hija pero no logra identificar el motivo.

En uno de los capítulos de “100 días para enamorarnos” Ale le dice a su madre: “odio mi cuerpo desde que empezó a cambiar, me choca verme desnuda en el espejo y me da asco? (…) No me siento mujer, me siento un hombre", dice la joven entre lágrimas.

Remedios es la mamá de Ale en “100 días para enamorarnos”

Ale deberá aprender a aceptarse tal y como es, en medio de otra subtrama que se devela, y es asumir que su padre no es Max, sino un ex de Remedios.

Miranda Mejías

Nacida en el Norte del Sur, mujer, madre y periodista. Comunicadora Social, con amplia experiencia en medios digitales. Egresada de la Universidad Central de Venezuela (UCV), con maestría en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Soy fanática del conocimiento y la lectura. Formada en los hornos de las redacciones de televisión, radio e impresos, pero enamorada de la web!. En mis ratos libres me dedico a escuchar y contar historias en el universo digital. + info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias