Camila Cabello y su lucha contra el TOC: Una batalla silenciosa y abrumadora

Muchas veces los artistas que más apreciamos llevan a cuestas una cruz que no conocemos y que hacen mella en su situación mental.

Camila Cabello, con apenas 23 años, lleva un tiempo luchando contra el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) y tratando de disimularlo con publicaciones que fueron una pantalla para evitar que las personas se percataran que afrontaba una situación mental difícil.

En una entrevista reciente para la revista Wall Street Journal, Cabello habla abiertamente de esto y lo difícil que ha sido lograr acoplarse y entender cómo sobrellevar este trastorno que la mantenía asfixiada.

"No quería decir lo que estaba sucediendo por la misma razón por la que muchos de nosotros no queremos hablar sobre lo que se siente estar en guerra en nuestras mentes y en nuestros cuerpos", indicó Cabello en la entrevista al medio estadounidense.

De la misma forma explicó que con todo lo que estaba pasando sentía que tal vez estaba exagerando, y que debía ser agradecida por todo lo que tenía y había logrado dejando a un lado lo que padecía pues tal vez no era relevante.

Indicó que a pesar de que en su cuenta de Instagram hace unos meses se le veía feliz, con imágenes que demostraban a una cantante saludable física y mentalmente, la realidad era otra.

"Mi ansiedad se manifestó en forma de trastorno obsesivo compulsivo (…) El TOC puede tomar muchas formas diferentes, y para mí fueron pensamientos obsesivos y comportamientos compulsivos. En pocas palabras, me hizo sentir que mi mente me estaba jugando un truco cruel".

La cantante contó que a pesar de seguir trabajando y poner en escena lo mejor de sí para cumplir con su trabajo y satisfacer a sus fanáticos, la verdad era que al terminar cada show llamaba a su madre llorando.

Antes de que se pusiera manos a la obra para empezar a sanar, Cabello experimentó insomnio, jaquecas y llevaba a cuestas una tristeza perenne.

La cantante señaló que su percepción de la ansiedad que le generó el trastorno ha cambiado, tanto que son "buenas amigas (...) La escucho, porque sé que solo está tratando de mantenerme a salvo, pero no le prestó demasiada atención. Y no la dejo tomar ninguna decisión".

Actualmente Cabello indica que ya no lucha con el TOC y que ha desaparecido casi en su totalidad, quedando sólo la ansiedad que aparece de vez en cuando y ella ha aprendido a manejarla.

Más Noticias