Covid-19: La vuelta a las aulas de clases y los riesgos que esto significa para la sociedad Covid-19: La vuelta a las aulas de clases y los riesgos que esto significa para la sociedad

Covid-19: La vuelta a las aulas de clases y los riesgos que esto significa para la sociedad

El cierre de las aulas de clase ha afectado a millones de niños y adolescentes dejándolos fuera de los sistemas de educación y provocando un desajuste en el aprendizaje en las generaciones de relevo.

La desición de enviar nuevamente a las aulas de clase a los niños es enteramente una respuesta unilateral de cada nación, sin embargo constituye una situación de riesgo para personal docente y para los niños y adolescentes en general.

¿El regreso a la normalidad en las aulas de clases podría aumentar la curva de contagios en las naciones?

Según un artículo de la Unicef, el 91% de los niños de 194 naciones en el mes de abril se vio afectado por el cierre de las escuelas.

El mundo se enfrenta entonces a un dilema. Enviar a los niños a las escuelas para que tengan estabilidad educativa y puedan seguir evolucionando con el aprendizaje, exponiéndolos al riesgo de la infección, o mantenerlos en casa y crear un colapso en la educación mundial.

Según un estudio de la Universidad de Harvard, "muchos de ellos (los niños) no presentan síntomas (…) Aquellos que se enferman tienden a experimentar síntomas más leves, como fiebre baja, fatiga y tos. Algunos niños han tenido complicaciones graves, pero esto ha sido menos común".

Esto quiere decir que son en la mayoría de los casos transmisores del virus, portadores, que pueden estar inclusive asintomáticos, lo que no mejora la situación, pues entonces el riesgo recaería en el personal adolescente que estudia y adulto que labora en los centros de educación.

Según un estudio publicado el mes pasado basado en el análisis de más de 5.700 personas infectadas en Corea del Sur y sus más de 59.000 contactos, los niños de hasta 9 años transmiten la enfermedad a adultos con una frecuencia menor (5,3%) al promedio de la población (11,8%).

En cambio, aquellos con edades entre 10 y 19 años transmiten el virus por encima del promedio (18,6%).

Los investigadores afirman que mientras las medidas para mitigar la pandemia tengan como resultado un control de la enfermedad, las aulas pueden reabrirse para asegurar el beneficio educativo de los niños, lo que indiscutiblemente representaría un aspecto positivo también para la sociedad y la economía.

Con información de la BBC.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias