Noticias

Despiden a enfermera por llevar un crucifijo en su collar

Una enfermera que se proclama católica, denunció tratos discriminatorios y despido ilegal tras ser obligada a abandonar su cargo luego de que se negara a dejar de usar el crucifijo que ha llevado por más de 40 años. La enfermera emprende ahora lo que parece una larga demanda.

La enfermera fue despedida por negarse a quitarse la prenda. Foto Getty Images
La enfermera fue despedida por negarse a quitarse la prenda. Foto Getty Images

La enfermera Mary Onuoha, de 61 años, fue despedida del hospital de la localidad de Croydon, Reino Unido, por negarse a dejar de usar su crucifijo durante sus horas de trabajo. La profesional de la salud, explica que su religión es la católica-cristiana y que esa fue la verdadera razón de su despido.

En Reino Unido la religión mayoritaria es anglicana, pero todas las personas tienen derecho a profesar su fe siempre que cumplan con la ley. Justamente con ese argumento se defiende Mary Onuoha, quien asegura que la nueva directiva del hospital la tomó contra ella y su crucifijo.

La enfermera acusa dicrriminación por sus preferencias religiosas. Foto Cortesía

“En el hospital hay miembros del personal que van a una mezquita cuatro veces al día y nadie les dice nada. Los hindúes usan brazaletes rojos en las muñecas y las musulmanas usan hiyab. Sin embargo, mi pequeña cruz alrededor del cuello se consideró tan peligrosa que ya no se me permitió hacer mi trabajo”, declaró Onuoha al Daily Mail.

Las razones del hospital

Desde la nueva directiva del hospital, que fue consultada por el caso, respondieron que la petición que se le había hecho a la enfermera, era que no usara la cadena y el crucifijo en las instalaciones del recinto de salud, ya que puede producir lesiones o infecciones a los pacientes durante las cirugías u otros contextos médicos.

“Llevar artículos en el cuello, como su cadena con una cruz, representaba un riesgo de lesión o infección”, respondieron las autoridades del hospital sin explicar por qué no se tomó una medida negociada con la enfermera.

Mary Onuoha tenía 18 años trabajando en ese hospital y 40 años llevando su crucifijo, con el que nunca tuvo problemas. La enfermera alega que esta prenda no molesta durante las cirugías porque está protegida con la ropa médica y tampoco tienen contacto con ella los pacientes u otras personas.

Síguenos en Google News y dale clic a nuestra estrella

Redacción mui

Equipo de periodistas profesionales con años de experiencia que unen esfuerzos y conocimientos para traerte la información actual más variada y entretenida. Mui: una manera distinta de contarte todo.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias