Noticias

Invasión "hater": el mundo de los que odian la belleza y el éxito

En un mundo cada vez más viral y público, abunda el rechazo al éxito ajeno, a la satisfacción que no es propia y muchas veces a la belleza del otro. ¿Qué lo genera?

Sonia Isaza le responde a los haters
Sonia Isaza le responde a los haters

Todos los días convivimos con miles de fotos, videos, posts y todo tipo de información de gente de nuestro entorno, pero también de muchos que no tenemos idea quiénes son. Hay gente que reacciona bien ante la avalancha de privacidad ajena y otros que no tanto. Tal es así que se creó el concepto de "odiadores" (haters, del inglés hate: odio) para definir al grupo de seguidores de una cuenta que están en contra de esa cuenta que siguen.

Parece una broma, pero no lo es: hay gente que sigue una cuenta de YouTube, Facebook, Instagram, Twitter o lo que sea, para constantemente decir que el producto, la marca o la persona que tiene esa cuenta no es de su agrado.

Es tan evidente y sostenida la actitud de ese grupo que los especialistas en marketing digital suelen producir estrategias diferentes para los que siguen a la cuenta por gusto, y los que la siguen por odio. A tal punto que hoy en día, son necesarios para cumplir ciertos objetivos que no podrían alcanzarse de otra forma.

Las redes sociales necesitan una parte de seguidores fieles y una parte de haters. No todo se logra con aceptación y muchas de las estrategias que mejor funcionan a corto plazo están basadas en salir a buscar la palea contra ese grupo de gente en desacuerdo.

Pero ¿qué genera que una persona pierda sistemáticamente tiempo de su vida para decirle a alguien que no conoce que simplemente no está de acuerdo?

Sol Pérez, la ex chica del clima en Argentina, es víctima constante de ataques y críticas de haters que le dicen todo tipo de cosas negativas sobre su persona, su cuerpo y hasta su trabajo. A tal punto que varias veces tuvo que salir a enfrentar esos ataques con frases en sus propios posteos atacados:

Vive tu vida, yo vivo la mía. Criticar sin dar ejemplo, que jodida manía.

Sol no sólo se quedó en responder por redes, muchas veces hizo público en televisión su desacuerdo con este tipo de práctica y llegó al punto de tatuarse en la parte trasera de su pierna derecha la frase: "fuc* your opinion". Ni la frase ni el lugar donde se la tatuó pasan desapercibidos.

Sol Perez y su nuevo tatuaje

Otra famosa constantemente atacada por sus haters es Sonia Isaza, la modelo de fitness colombiana y novia del futbolista Arturo Vidal. No solo la llenaron de insultos en redes cuando se confirmó su relación sino que todos los días la critican por tener operaciones, por no tenerlas, por estar bien o mal, por comer o por no comer. No hay regla para el odio, no hay límites tampoco. 

Por suerte Sonia se lo toma con cierto humor y cada tanto hace descargos en sus historia donde invita a estas personas a relajarse y vivir sus propias vidas sin criticar a los demás por lo que tienen o dejan de tener.

Sonia Isaza le responde a los haters

Sutil, por cierto ;)

¿Qué es el odio?

El odio es un intento por rechazar o eliminar aquello que nos genera disgusto. Es un sentimiento de profunda antipatía, disgusto, aversión, enemistad o repulsión hacia una persona, cosa, o fenómeno, así como el deseo de evitar, limitar o destruir a su objetivo.

Lamentablemente en parte o en la totalidad de esta definición se basa el concepto de hater. Estas personas dedican tiempo y esfuerzo por decirle a otro que no están de acuerdo con lo que hacen con sus vidas, sus marcas o sus productos. 

¿Qué les genera ese odio a los "haters"?

Si bien cada uno tendrá sus motivos, en general se lo relaciona con la envidia y con una incapacidad para empatizar con las situaciones del otro. A veces es rechazo al éxito pero muchas otra es simplemente burla o cinismo antes momentos malos que atraviesan los demás.

Los argumentos suelen carecer de razones lógicas y se basan en fanatismos contra los opuestos. Se podría llegar a entender en ciertas actividades deportivas en donde se espera que exista alguna cuestión relacionada al fanatismo, pero llegar al punto de desearle el mal a una persona sólo porque está pasando por un buen momento o porque tiene lo que uno no puede, es realmente lamentable.

Ser "hater" como estrategia

De la misma forma que algunos utilizar a los haters como herramienta para alcanzar la popularidad, también existen casos en donde esa popularidad de alcanza siendo un hater, que pelea contra todo y contra todos hasta lograr un objetivo de seguidores y luego se cambia la estrategia.

Convivir con ellos

Son un elemento común del mundo que nos toca vivir y así como ellos tienen que convivir con lo que odian, el resto tiene que convivir con ellos y aprender a manejarlos. Y como no hay estrategia ni argumento que explique ni justifique odiar sin razón, habrá que quererlos sin razón, sólo para llevarles la contra con algo que valga la pena, y también la alegría.

Más Noticias

Más Noticias