La ONU alerta que la pandemia podría revertir el progreso de décadas en materia de educación La ONU alerta que la pandemia podría revertir el progreso de décadas en materia de educación

La ONU alerta que la pandemia podría revertir el progreso de décadas en materia de educación

El progreso de la humanidad depende en gran medida de las generaciones de relevo que se preparan día a día para asumir su rol a futuro en la sociedad.

La pandemia del Covid-19 ha afectado a más de 1.500 millones de estudiantes en todo el mundo, así lo afirma la Organización de las Naciones Unidas, que observa con preocupación cómo las diferencias en materia educacional han incrementado con el transcurrir de los meses en aislamiento.

24 millones de estudiantes en todo el mundo podrían abandonar los estudios.

“Las decisiones que los gobiernos y los asociados tomen ahora tendrán un efecto duradero en cientos de millones de jóvenes, así como en las perspectivas de desarrollo de los países durante decenios”, aseguró el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres.

Las proyecciones que maneja la ONU, implicaría que hasta 24 millones de estudiantes de todos los rangos y edades podrían abandonar los estudios por el impacto del Covid en sus comunidades.

Para el secretario general, en cuanto se tenga controlada la crisis de salud mundial, es necesario reabrir la educación en todas las escalas. Añade que la prioridad presupuestaria de los países debe recaer en la educación, e insta a las naciones del mundo a cooperar para que la educación mundial cuente con el presupuesto necesario para impulsar a los países económicamente menos favorecidos.

Increpa a que las iniciativas en materia educacional deben estar enfocadas a los grupos menos favorecidos, quienes corren un mayor riesgo de quedarse atrás.

El secretario general de la ONU también sostiene que es necesaria la aplicación de métodos progresistas de educación que permitan ofrecer a cada alumno calidad en las aulas, utilizando herramientas para la alfabetización y la puesta en marcha de estructuras digitales prestas para potenciar el arraigo de los conocimientos.

“Ahora que el mundo enfrenta niveles insostenibles de desigualdad, necesitamos la educación —el gran igualador— más que nunca. Debemos tomar medidas audaces ahora, a fin de crear sistemas educativos de calidad, inclusivos y resilientes, adecuados para el futuro”, destacó Guterres.

Los años post pandemia estarán llenos de retos en todo ámbito que, para ser sorteados, requerirán en gran medida de las políticas inclusivas generalizadas que permitan aminorar la brecha de la desigualdad.

Con información de la ONU.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias