Anti COVID19: corta la duración de los resfríos y la gripe con jarabe de saúco

El saúco es una planta famosa por sus poderosas propiedades contra los resfríos y la gripe. Sin dudas, ya sea en forma de té, jarabe o mediante su baya, lograrás encaminar tu salud y despreocuparte por molestas síntomas. Conoce toda la información.

El saúco es una planta que se encuentra en muchas partes del mundo, principalmente en la parte norte del planeta. En el sur, se encuentra sólo en América del sur, Australia y otras islas de la región. Es ideal para eliminar totalmente los síntomas del resfrío y la gripe en 48 horas; solo necesitas su potente jarabe.

La variedad de saúco más utilizada es la Sambucus nigra, cuyas propiedades medicinales son muy conocidas. De allí, se utiliza tanto su flor como las hojas y las bayas. Entre los principios activos del saúco destacamos que es rica en aceites esenciales, taninos, ácidos orgánicos, flavonoides, rutina, querticina, vitamina C y mucílagos.

Propiedades medicinales del saúco.

Varios estudios han confirmado el poder inmunológico de las bayas de saúco, y en el jarabe se encuentran concentradas. Se recomienda que, durante 5 días, el paciente reciba 15ml de jarabe de saúco y así, la fiebre, el dolor de cabeza, el dolor muscular y la congestión nasal se reducirán significativamente en 24 horas.

A su vez, es un antitusígeno, ideal para combatir la tos, la faringitis y la amigdalitis; significa útil para combatir la retención de líquidos, contrarrestar los niveles elevados de azúcar en la sangre y las infecciones de los senos paranasales; permite contrarrestar las enfermedades eruptivas infantiles, como la sarampión, rubéola, varicela o escarlatina; es potente contra la conjuntivitis ya que desinflama y regenera la mucosa del ojo, a la vez que lo protege de elementos externos; y por último, ha demostrado ser efectiva para otras afecciones cutáneas además de las enfermedades eruptivas, como el acné y los excemas. 

Aprovecha el té de flor de saúco para aliviar síntomas de resfriado o gripe.

Las bayas de saúco tiene un agradable sabor afrutado, lo que la convierte en un suplemento fácil de tomar, especialmente en los niños. Asimismo, el saúco se puede encontrar en una variedad de formas, desde mermeladas y jarabes hasta pastillas e incluso vinos. 

Recuerda: la dosis adecuada cuando se toma para la gripe es de 15 ml de jarabe cuatro veces al día durante 3 a 5 días. Para preparar el jarabe de saúco casero, puedes utilizar bayas frescas o secas:  2 tazas de bayas de saúco secas (si es posible, ecológicas), 4 tazas de agua mineral natural o de agua filtrada, 1 taza de miel ecológica o de sirope de arce, 2 cucharaditas de raíz de jengibre seco en polvo y 1 rama de canela, una vaina de vainilla o unas cuantas semillas de cardamomo. 

Primero, calienta las bayas, el jengibre y la canela (o la vainilla o el cardamomo) con el agua en un cazo de cerámica o de vidrio. Cuando comience a hervir, reduce el fuego y continúa con la cocción durante 40 minutos; retira del fuego y dejar que repose durante una hora. Cuela la mezcla utilizando un embudo forrado con una gasa de algodón doblada o una muselina de algodón ecológico sin teñir. A continuación, mezcla el líquido obtenido con la miel y remuévelo. Puedes doblar la cantidad de miel y añadir una taza de vodka para alargar la duración del producto, pero no será apto para niños. Guarda el jarabe en una botella de cristal previamente esterilizada.

Más Noticias