La rebelión de los tacones en el Festival de Cannes: lo que las famosas no quieren

El Festival de Cannes es uno de los más importantes en la industria cinematográfica, pero sin dudas, las críticas contra su organización no cesan. Eso se debe a los códigos de vestimenta que ha tenido, como el uso obligatorio de tacones. Mira las famosas reveladas al sistema.

Caminar descalzas por la alfombra roja más elegante del mundo, perteneciente al Festival de Cannes, es algo que solo pueden hacer ciertas estrellas del cine, como las actrices Nicole Kidman, Julia Roberts Kristen Stewart.

¿Por qué son importantes estos tres nombres de mujeres tan famosos y con un espíritu de lucha de clases? En el 2015, un grupo de mujeres denunció que la seguridad del festival las había echado del lugar por usar zapatos planos y por criticar las preferencias a producciones cinematográficas realizadas por hombres junto a las políticas poco integradoras hacía con las mujeres.

La rebelión de los tacones llegó al Festival de Cannes.

Bajo una promesa personal de Nicole Kidman en 2003 y lo más importante en el caso de Julia Roberts (2016) y Kristen Stewart (2018), las actrices decidieron sacarse los tacones y subir las empinadas escaleras del Palacio de festivales y congresos de Cannes.

De esta manera, Roberts, cuando pisó la alfombra roja del Palacio de Festivales, lo hizo con un Armani Privé de escote corazón, pero sin sandalias y aún así, radiante. Allí estaba, para presentar Money Monster, cinta dirigida por Jodie Foster y coprotagonizada por George Clooney.

Julia Roberts junto a George Clooney en el Festival de Cannes (2016).

Los tacones los llevaba puestos a su llegada, pero en algún momento de la alfombra se los quitó y no se molestó en esconder que no llevaba calzado. Se sujetó el vestido varias veces ante las cámaras y mientras subía las escaleras del recinto para demostrar la naturalidad que poseía al caminar sin dichos zapatos. Cabe recordar que se casó descalza con Lyle Lovett en 1993.

"Alguien a quien conozco fue rechazada por llevar unas sandalias planas que eran bonitas, nada que ver con las que llevarías a la playa. Es una persona que ronda la cincuentena. Le dijeron que se fuese a casa y se comprara unos zapatos apropiados para volver", explicaron, acerca del grupo de mujeres rechazados por usar sandalias. Hasta el director del documental Amy criticó en sus redes que exigiesen a su mujer ponerse tacones para acceder al recinto.

Kristen Stewart en el Festival de Cannes (2018).

Kristen Stewart también expresó su malestar con el desigual código de vestimenta en Cannes en función del género y en 2018 también se presentó descalza al evento: "Las cosas tienen que cambiar inmediatamente. Se ha convertido en algo muy obvio. Si un hombre y yo vamos por la alfombra roja y me paran y me dicen ‘perdone, señorita, pero no está llevando tacones y no puede entrar’ le diría ‘tampoco los lleva mi amigo. ¿Tiene que llevarlos él? Puede funcionar de las dos maneras. No me puedes preguntar algo que no le vas a preguntar a él. Entiendo que haya etiqueta, pero debería abrirse y poder ir con tacones o sin ellos".

No es la primera vez que la actriz se posiciona en contra del código de vestimenta del festival francés. En 2016, un año después del problema de 'Carol', Stewart ya llamó la atención sobre la situación al llevar deportivas negras con su vestido; justo antes de entrar a la alfombra, se puso los tacones para los fotógrafos. 

Otras actrices, como Emily Blunt, también decidieron boicotear al festival: "Todo el mundo debería llevar zapato plano, para ser sincera. Nadie debería llevar tacones hoy. Es muy molesto, justo cuando creías que estaban llegando nuevas olas de igualdad".

Aunque muchos reivindicen la lucha de las mujeres, sigue habiendo desigualdad y no solo en materia económica. Unos tacos o unas sandalias no definen a nadie, cualquiera puede optar por el look que prefiere, que le guste y con el que se sienta cómoda. Si es necesario, las celebridades continuarán con esta rebelión de los tacones y no solo en Cannes.

Más Noticias