Noticias

Los cortes y peinados clásicos que vuelven a ser tendencia en 2021

Lo viejo nunca pasa de moda y en el mundo de la peluquería, es más que evidente. Desde los años 50 hasta los 90s, mujeres y hombres retoman esas antiguas tendencias capilares, para reversionarlas y adaptarlas al presente.

Los cortes y peinados clásicos que vuelven a ser tendencia en 2021
Los cortes y peinados clásicos que vuelven a ser tendencia en 2021

El pasado siempre fue un punto de referencia en el mundo del maquillaje y la peluquería. Esta nueva temporada no es la excepción: se retoman viejas y conocidas tendencias capilares, pero inspiradas en estas épocas. 

Conoce los peinados de viejas épocas que se retoman este 2021.

La década de los años 40 fue una inspiración con su elegancia en las tendencias capilares del 2019 pero, ahora, los expertos capilares se inspiran en la década de los 50. "Los cincuenta supusieron una evolución de los peinados de los 40, el mismo tipo de look se mantiene, pero con un acabado no tan perfecto. Lo que se pretende es crear el mismo concepto, pero hecho en casa para ondas al agua en bobs largos o melenas midi semirrecogidas con puntas hacia dentro", asegura María José Llata desde el salón de Llata Carrera en Cantabria.

La década de los 60 se proyectaba al futuro, celebrando los avances tecnológicos como la llegada a la Luna. "En los sesenta las melenas lucen más asalvajadas que nunca y el icónico flequillo cortina viene a darle un nuevo motivo para que sean aún más cómodas y atractivas", comenta Felicitas Ordás, desde su salón homónimo en Barcelona.

Es la misma época en la que el pelo aparece perfectamente peinado y cortado, con líneas rectas, brillo y puntas trabajadas, hacia dentro en bobs muy cortos o hacia afuera en melenas midi. 

Peinado clásico de los 60s.

En cambio, en los años 70, se perciben las primeras crisis económicas y conflictos armados. La necesidad de ruptura con lo establecido explotó muy claramente en el movimiento punk. El pelo expresaba esta crispación con formas puntiagudas y colores extremos. Al mismo tiempo, lo hacía en cortes con muchas capas para mayor volumen, cuerpo y movimiento. El corte shag es un ejemplo de ello.

La década de los 80 estaba caracterizada por la desinhibición y el desenfreno, las ansias de libertad y de experimentar con la llegada de la democracia se manifiesta en la movida madrileña. En esta época, todo es excesivo y la estética se convierte en la oportunidad de explorar al máximo la experiencia de la vida y del cuerpo. El estilo mullet nació en los setenta, dentro del punk, pero es en esta década cuando se reversiona y más recorrido tiene sobre los escenarios.

Por último, en los 90, se buscaba crear nuevos contornos; los volúmenes excesivos se calman y se recurre a las capas para crear contornos más ovalados. También se retoman viejos peinados vinculados con la infancia, como los moños y las trenzas.

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter. Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata. Community Manager. Docente en Nivel Secundario.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias