Michael Jackson era calvo, tenía los labios tatuados y extraños cortes en la espalda

Michael Jackson murió en junio de 2009 por una sobredosis de un anestésico quirúrgico, pero los horribles detalles de su autopsia aún siguen saliendo a la luz 11 años después.

El rey del pop, Michael Jackson siempre fue muy celoso de su intimidad.  A sus hijos los cubría completamente para que no se conociera su identidad y el mismo tomaba medidas extremas de seguridad. 

Tras su fallecimiento por una sobredosis del anestésico quirúrgico Propofol el 25 de junio de 2009, los detalles y los secretos de Jackson aún siguen apareciendo. 

Según el diario The Mirror, la autopsia hecha al cantante pop, que murió a la edad de 50 años, revelaron escalofriantes detalles sobre él, entre otras cosas que era calvo, tenía las cejas tatuadas y labios tatuados y múltiples cortes en su espalda.

Además su cuerpo estaba consumido por un grave cuadro de anorexia y también confirmó que sí sufría vitiligo, una especie de decoloración de la piel en grandes zonas, la misma condición que sufre la modelo Winnie Harlow. 

Otro aspecto de su anatomía que Michael Jackson quiso ocultar fue sus pies.  Al parecer, según estas informaciones estaban deformes y llenos de callos, además de casi destruidos por completo por una gravísima infección por hongos.

Su mítico cabello ondulado no era más que una peluca pegada a la cabeza y sus rodillas estaban totalmente magulladas y tenía unos misteriosos cortes en toda su espalda. 

Más Noticias