Menu
Los caimanes son la quinta causa de muerte por ataques de animales en EEUU. Foto NatGeo
Noticias

Salvó a su perrito de un caimán lanzándose sobre el reptil

Esta historia la hemos visto muchas veces al revés, cuando son los canes los que exponen su vida para salvar a sus amos. Pero esta vez, una dama no estuvo dispuesta a perder a su mascota en las fauces de un peligroso caimán y se puso en medio de un mortal ataque.

Imagen de Autor

por Redacción mui

Esta historia sucedió en el sur de la Florida (EEUU), un lugar donde la población de caimanes es bastante alta. Suzan Marciano paseaba con su perro Nalu, un hermoso Golden Retriever, por el parque Burt Aaronson, cuando le arrojaba un palo para que lo buscara y lo trajera de vuelta. En uno de los lances, el palo cayó al lago y Nalu no volvió.

Suzan, de 74 años, observó como una sombra se acercaba rápidamente al perrito dentro del lago y su corazón se paralizó al ver que era un caimán. El reptil se lanzó a dentelladas contra el perro y a su ama no se le ocurrió otra cosa que lanzarse con todo su peso contra el animal en el agua.

Nalu y su ama Suzan estrecharon aún más sus lazos de amor. Foto The Palm Beach Post

Las fauces del caimán habían alcanzado a Nalu en una de sus patas traseras y salía abundante sangre. Cuando Suzan se arrojó sobre el reptil, éste soltó al perro y alcanzó a morderla a ella en una mano, pero luego huyó aguas adentro.

Amor con amor se paga

"Me arrojé sobre el caimán con todo mi peso" contó Suzan al diario The Palm Beach Post, "La Providencia debía estar conmigo", completó la señora que venció todos sus temores y su espanto para salvar a su perro, que fue operado con éxito en su patita en la que el caimán clavó sus dientes profundamente.

Así quedó la patita herida de Nalu. Foto The Palm Beach Post

Ella recibió varias puntadas en su mano y aunque ambos salvaron su vida, tardaron algunas semanas en recuperarse física y psicológicamente del incidente, ya que Nalu no quería salir lejos de casa y a Suzan le daban episodios repentinos de llanto al recordar el evento.

Sin embargo, ahora están bien y ambos disfrutan de su mutua y amorosa compañía. En Florida se reportan todos los años avistamientos o ataques de caimanes entre la población del estado, ya que su población, aunque controlada, sobrepasa los 1,3 millones de ejemplares.

Temas

Comentarios