Perejil fresco todo el año: Aprende a conservarlo de la manera correcta

Con estos sencillos trucos podrás tener perejil todo el año para tus ensaladas, salsas o infusiones. Ten siempre a mano tu rama de perejil con estas recomendaciones

De sutil aroma, hoja verde y puntiaguda, es imposible pensar en la cocina sin el perejil. Además de aromatizar ensaladas, salsas, sopas y guisados, esta planta posee una gran cantidad de propiedades curativas.

Seguro en más de una ocasión has tenido que desechar una que otra rama al marchitarse o deteriorarse, la buena noticia es que ya no tendrás que desperdiciar más perejil con estos sencillos trucos.

Existen dos métodos muy efectivos de conservación, cualquiera sea tu elección, lo primero que debes hacer es quitar todas las hojas deterioradas o amarillas, lavar con agua y vinagre, luego secar con papel absorbente y por último cortar el tallo.

Corta y guarda el perejil en un envase tupper

Una vez que esté limpio y seco el perejil divide en pequeñas porciones, envuelve muy bien en papel de cocina absorbente o servilleta y guarda dentro de un envase tupper en la nevera. Todas las semanas debes cambiar el papel para que el perejil se mantenga fresco y seco por mucho tiempo.

La segunda opción de conservación es bajo congelación. Puedes guardar el perejil entero (tallo y hojas), en un envase tupper o bolsas zip. Si prefieres desprende las hojas del tallo y corta con cuidado, luego reserva en una bolsa zip, asegúrate de sacar todo el aire de su interior antes de cerrar y guardar en el congelador.

Más Noticias