Menu
Un cerdo ataca en las calles de Caracas y desata el pánico
Noticias

Un cerdo ataca en las calles de Caracas y desata el pánico

Un hombre fue víctima de la mordedura de un cerdo suelto en las calles del centro de la capital venezolana y tuvo que ser atendido por las lesiones causadas. El animal estaba en un parque al que algunos acudían por la leyenda que se había formado sobre su presencia. Y era verdad.

Imagen de Autor

por Redacción mui

Cuando se ven las imágenes de Caracas, como una gran ciudad urbanizada, la imagen que menos se nos viene a la mente es la de un cerdo suelto en los parques de la capital venezolana. Mucho menos pensamos en que esos cerdos puedan atacar a la gente que transita por diferentes sitios de la ciudad. Todo esto ocurrió y es material suficiente para convertirse en un hecho viral.

El extraño hecho ocurrió en el parque El Calvario, ubicado en el centro de la ciudad, cuando un joven de nombre Rainer Velázquez, llamado por la curiosidad, se presentó en el sitio para comprobar si era cierto que allí tenían un cerdo suelto. El hombre no tardó mucho tiempo en darse cuenta de la veracidad de la leyenda urbana.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Pableysa Ostos�� (@pableostos_)

Al poco tiempo de encontrarlo, Velázquez se encontró con el animal que sin motivo aparente procedió a atacarlo y lo mordió en una pierna. El hombre no le dio mucha importancia al asunto y se retiró del lugar para evitar un nuevo ataque, pero justo en ese momento se dio cuenta de que el ataque había sido de cierta gravedad.

Un cerdo salvaje suelto en la ciudad

La reportera digital Natalia Roca dio más detalles de la noticia a través de las redes sociales, cuando contó que el joven Rainer Velázquez notó que su pantalón se llenaba de sangre rápidamente después de ser atacado por el cerdo.

Esta es la herida que dejó la mordida del cerdo en la pierna de Rainer Velázquez. Foto @nataliaroca

Fue de esa manera como tuvo que irse a un centro asistencial, donde se percató, junto al personal médico, de que la herida era de cierta profundidad, y que requirió nueve puntos de sutura para cerrarla, además de colocarle las vacunas que ameritaba la situación.

"Dicen que tengo una arteria perforada. Hicieron de todo y lograron suturar un poco la arteria, tengo dos puntos internos y siete puntos externos", contó el joven luego de ser atendido. Por el momento se desconoce si el cerdo tiene dueño o si alguien lo ha retenido para su correcto tratamiento.

Temas

Comentarios