Menu
El padre del chico pidió un castigo ejemplar a la docente que fue un poco estricta con el menor. Foto Getty Images
Noticias

Un padre pide despedir a una maestra por la forma de evaluar a su hijo

Algunos padres suelen tener la piel muy fina sobre la forma en que sus maestros se relacionan con sus alumnos, en especial a la hora de evaluarlos en sus deberes escolares. Pero este caso sobrepasó algunos límites de lo que un padre puede soportar.

Imagen de Autor

por Redacción mui

Esta historia ocurrió en Pensilvania (Estados Unidos) hace un par de años atrás, pero se ha vuelto viral nuevamente dado que se revivió el caso. Un padre revisaba el cuaderno de matemáticas de su hijo y descubrió una extraña forma en que su profesora los estaba evaluando, sobre todo en cuanto al aspecto apreciativo.

La docente le había pedido a los niños que resolvieran la mayor cantidad de operaciones matemáticas, de un total de 60, en solo tres minutos, por lo que la presión estaba del lado de los alumnos. El hijo de este indignado padre solo alcanzó a resolver trece operaciones, por lo que la maestra escribió en el cuaderno del niño: "¡Absolutamente patético, respondió 13 en 3 minutos! Triste".

La mala calificación del niño se hizo viral. Foto Getty Images

El padre, al leer la nota calificativa, puso la denuncia ante las autoridades escolares y pidió el despido de la profesora, alegando un trato cruel y despectivo con un niño que entonces solo tenía ocho años. El caso llegó hasta los medios de comunicación, mientras que la escuela demoraba su pronunciamiento sobre la situación.

Indignación vs evidencias

El padre del agraviado consiguió recoger 15 mil firmas contra la docente, acusada de tratos crueles e injustificados contra un niño de ocho años. Luego del escándalo propiciado por el representante, la escuela emitió un comunicado en el que señalaba que no tomaría una decisión derivada de pronunciamientos en las redes sociales, sino en “hechos y evidencia”.

El hombre, indignado, señaló que cuál otra evidencia necesita aparte de la nota escrita a mano por la profesora, pero ante la falta de pronunciamiento de un tribunal en el caso, dado que no se procedió a ninguna demanda, la escuela resolvió desentenderse de la petición del padre.

En su momento, muchas personas se solidarizaron con el señor, al tiempo que reclamaban: "Ni siquiera tengo un hijo y me repugna. Va más allá de lo poco profesional y simplemente está mal", según se leyó en las redes sociales. La escuela finalmente no despidió a la profesora, pero el niño fue cambiado de institución.

Temas

Comentarios