Menu
La sorepresa del nuevo propietario de una casa en Liverpool. Foto @JonathanLewis
Noticias

Una muñeca entre las paredes de su casa le da un mensaje aterrador

Un hombre se mudó a su nueva casa en Liverpool, Inglaterra, y cuando quiso hacer algunas recomendaciones en la cocina, se topó con una sorpresa que le impactó: una muñeca dentro de la pared tenía una nota aterradora para los nuevos habitantes de la casa.

Imagen de Autor

por Redacción mui

Jonathan Lewis, un joven de 32 años residente de Liverpool, Inglaterra, se mudó emocionado a su nueva casa en la localidad de Walton. Emocionado por su nueva propiedad, Lewis, quien es maestro de primaria, comenzó una minuciosa revisión del inmueble y se encontró con un extraño cable que salía debajo de una de las paredes y quiso averiguar de qué se trataba.

Buscando el origen del cable, el profesor buscó un martillo y procedió a romper la pared, pues ya había decidido que la demolería para hacer algunos arreglos a su casa. Cuando abrió un boquete en la pared, se encontró con una sorpresa inesperada: una muñeca de trapo estaba atrapada con una nota misteriosa.

La muñeca Emily dentro de su escondite en la pared. Foto @JonathanLewis

'Estimado lector / nuevo dueño de casa, ¡gracias por liberarme!

'Mi nombre es Emily. Mis dueños originales vivían en esta casa en 1961. No me agradaban, así que tuvieron que irse.

Todo lo que hicieron fue cantar y divertirse. Fue repugnante. Apuñalar fue mi elección de muerte para ellos, así que espero que tengas cuchillos.

'Espero que duermas bien.', decía el contenido de la misteriosa carta.

La historia de la nota de “Emily”

Sorprendido por el hallazgo, Jonathan Lewis se detuvo a reflexionar sobre quién sería tan bromista para hacer algo así. Llamó a su agente inmobiliario, que le comentó que la última remodelación de la vivienda había sido hace cinco años, por lo que dedujo que la nota no podía ser de 1961.

Además, revisó el tipo de papel, y por su aspecto y buena conservación, parecía sumamente nuevo, por lo que también dedujo que debía tratarse de algún bromista que quiso gastarle un susto a quien algún día derribara esa pared.

Lewis procedió con el resto de sus trabajos de remodelación y ahora se ríe del hallazgo dentro de su pared. Esperemos que los cuchillos de su casa estén a buen resguardo y que “Emily” le permita pasar muy buenas noches.

Temas

Comentarios