Menu
Ximena y Carlos han vivido una muy linda historia de amor. Foto Instagram
Noticias

Una pareja se reencuentra 33 años después y se van a casar

La historia de Carlos y Ximena es digna de una de esas predecibles comedias románticas que nos regala el cine cada domingo. Pero a diferencia de esas producciones, el guion que le escribieron a estas personas de la vida real les destinaba a un amor más allá de las pantallas.

Imagen de Autor

por Redacción mui

Muchos escépticos aseguran que el amor no existe, que es un estado de ánimo o un sentimiento pasajero que se diluye con el tiempo. Pero la historia de Ximena Gray y Carlos Daniel Pérez, se empeña en desmentir a los incrédulos en el más bello sentimiento humano y por el contrario, da fe de que no hay límites de tiempo y espacio para volver a soñar.

Ximena, de origen chileno y Carlos, de origen argentino, se conocieron a sus 15 años, cuando el padre del muchacho viajaba a Viña del Mar cada verano con su familia. Desde entonces, los chicos se flecharon un construyeron un noviazgo que alimentaban en las visitas veraniegas y a través de cartas.

Así eran Ximena y Carlos en su juventud. Foto Archivo

Como era de esperarse, el noviazgo se fue enfriando con el tiempo, y como no se concretaba nada entre los jóvenes, cada uno hizo su vida con otras personas por separado y en sus respectivos países. Cuando Ximena le escribió a Carlos que tenía otra persona, más nunca se volvieron a escribir.

Las vueltas de la vida y el reencuentro

Quiso el destino que la hermana de Carlos se hiciera amiga de un hombre en Chile y planificaban un viaje a ese país. Carlos decidió volver a escribirle a su exnovia 33 años después.  “Yo me tuve que sentar porque no lo podía creer. Habían pasado 33 años desde la última vez que nos vimos. En 2016, ya separados de nuestras segundas parejas, nos reencontramos”, dijo la dama.

La pareja es inseparable 33 años después. Foto Instagram

Ximena tuvo dos hijos en su matrimonio de 20 años. Carlos también se casó, pero no tuvo hijos. Ambos estaban divorciados cuando se volvieron a ver las caras y aunque el tiempo ya les había pintado canas y arrugas en la piel, el amor renació como si el tiempo se hubiera detenido.

Desde hace cuatro años viven juntos en Argentina y hoy se han comprometido para casarse. Tanto Carlos como Ximena aún conservan con mucho cariño cada una de las cartas que se intercambiaron en su adolescencia y hoy construyen su propia historia de amor. “Hoy, nos llevamos de una manera increíble. Tenemos muy buen humor, nos reímos muchísimo juntos” asegura la futura esposa.

Temas

Comentarios