Menu
El novio no tendrá muy buenos recuerdos del día de su boda. Foto Archivo
Noticias

Viral: amigos del novio acaban la boda con su imprudencia

Muchas bodas suelen ser memorables por las ocurrencias que algunos amigos de los novios tienen para homenajear a los recién casados, en especial al novio. En caso de esta boda, sin duda será memorable, pero no serán muy buenos los recuerdos.

Imagen de Autor

por Redacción mui

Una boda siempre es escenario para los excesos. Hay videos a montón que dan cuenta de esta afirmación y las anécdotas no paran de sumarse con cada festejo de un matrimonio. La historia que contamos hoy sucedió en la fiesta de bodas de una pareja en Rumania, donde los amigos del novio tuvieron una particular forma de celebrar con el recién casado.

En algunas culturas, es muy normal celebrar al novio cargándolo entre varios amigos para lanzarle hurras mientras el recién casado sube y baja en los brazos de los compañeros. Lo que no es normal es soltarlo en pleno vuelo y mandarlo derecho al hospital con la espalda hecha añicos.

Eso fue lo que sucedió en esta imagen que se ha hecho viral, en la que se aprecia a un grupo de hombre emocionados que se acercan al novio y lo cargan, para luego rendirle un particular homenaje lanzándolo por los aires, pero en un exceso de efusividad o de fuerza, el hombre salió del control de la maleza de brazos y fue aparar con todo su peso en el suelo.

Vaya manera de acabar una boda

En el video se puede ver lo que sucedió hasta la caída del novio que voló al suelo para hacerse mucho daño en la espalda. Pero lo que no se ve en las imágenes lo reseño la prensa rumana días después de aquel festejo frustrado.

El novio sufrió traumatismo en varias vértebras tras la caída y tuvo que recibir asistencia médica con respiración artificial incluida para trasladarlo a un hospital. Justamente esa fue la buena noticia, porque gracias a la rápida atención médica, el hombre logró salvarse de quedar paralizado de la cintura para abajo.

La fiesta se acabó tras aquella situación y continuó en los pasillos de un hospital donde las personas más allegadas esperaban con impaciencia la recuperación del novio. Según registra la prensa local, ninguno de los amigos se acercó a visitarlo en su recuperación. Tal vez el miedo a ser lanzados por alguna ventana del hospital por una esposa furibunda.

Temas

Comentarios