Adiós, horno: prepara un rico pan relleno con carne y en sartén ¡Totalmente express! Adiós, horno: prepara un rico pan relleno con carne y en sartén ¡Totalmente express!

Adiós, horno: prepara un rico pan relleno con carne y en sartén ¡Totalmente express!

Qué rico levantarse por la mañana con pan recién hecho, ¿pero cómo hacer su preparación más amena y rápida? Con esta receta, no necesitarás horno: cocina un delicioso pan relleno con carne y en sartén.

Pan casero, una delicia para cualquier de las comidas diarias y si es relleno aún mejor. Con la receta que te enseñaremos a continuación, verás lo esponjoso que queda sin necesidad de encender el horno. ¡Agarra tu mejor sartén!

Es una receta fácil y deliciosa para preparar pan casero. En esta oportunidad, el relleno es con carne de ternera, pero puede ser con lo que más te guste o incluso, sin relleno. Solo debes poner manos a la obra y deleitarás a todo aquel que viva contigo.

Pan relleno sin horno, ¡solo necesitas tu mejor sartén!

Ingredientes

Para el pan:

Para el relleno:

Procedimiento

  1. Primero disolvemos la levadura en un poco de agua tibia. Opcionalmente podemos añadir una pizca de azúcar. 
  2. En un bol amplio ponemos los 500 g de harina tamizada. Añadimos una cucharadita y media de sal en los bordes de bol. En el centro de la harina hacemos un círculo y añadimos aceite, agua y levadura.
  3. Preparación del relleno: Primero lavamos, pelamos y picamos finamente toda la verdura Ponemos una sartén a fuego medio. Agregamos las 3 cucharadas de aceite de oliva y los dos dientes de ajo. Antes de que se empiece a dorar el ajo, agregamos la cebolla y removiendo de vez en cuando la dejamos sofreír un par de minutos. A continuación agregamos el pimiento, la zanahoria y sofreímos otro par de minutos. Cuando las verduras hayan cambiado el color, ahora es el momento de añadir la carne picada.  Removemos muy bien y luego agregamos unos 50 ml de vino. Removemos y cocinamos un par de minutos para que se evapore el alcohol del vino y ahora es el momento de agregar los condimentos. Condimenta a tu gusto.
  4. Removemos, ponemos la tapa y dejamos cocinar en su propio jugo unos 4 minutos. Pasado este tiempo ponemos los el tomate picado y removemos. Volvemos a poner la tapa y dejamos cocinar 5 minutos más. Apagamos el fuego y dejamos reposar hasta que lo necesitemos.
  5. Cuando la masa ha doblado su volumen, vamos a proceder a hacer los panes. Preparamos una bandeja con un papel vegetal al lado de la mesa de trabajo, para poder poner los panes terminados. Cogemos la tercera parte de la masa, la aplastamos un poco en la mano para quitarle el aire y la ponemos sobre la mesa bien enharinada.
  6. La estiramos con el rodillo dándole forma rectangular así como se ve en la imagen.
  7. Colocamos la carne a lo largo, por encima ponemos queso rallado y cerramos uniendo los dos lados. Apretamos bien los bordes para que se cierren bien. Las esquinas las aplastamos un poco con el dedo para cerrarlos y que no se salga el relleno.
  8. Doblamos hacia el interior, haciendo un caracol e intentando que el dobladillo se quede en el interior. Luego, lo colocamos sobre el papel vegetal y continuamos así hasta que terminamos con todos.
  9. Colocamos dos sartenes al fuego medio, una de ellas con los bordes más altos si es posible. Untamos bien con aceite y empezando por el primer pan que hemos enrollado, los vamos colocando en la sartén.
  10. Ponemos la tapa y dejamos cocinar 5 minutos por un lado. Comprobamos si están dorados y les damos la vuelta por el otro lado. Ponemos la tapa y dejamos cocinar otros 5 minutos por este lado también.
  11. A continuación darle la vuelta para que se cocine por los laterales también, un minuto por cada lado. Luego, los retiramos en un plato y ya los tenemos listos para servir.

Más Noticias