Recetas

Aros encebollados con queso: crujientes, sabrosos y fáciles de hacer

¿Te apetecen unos exquisitos y crocantes aros de cebolla con queso? Sigue estos pasos y aprende a prepararlos en pocos minutos ¡pruébalos, caerás rendido!

Aros encebollados con queso: crujientes, sabrosos y fáciles de hacer
Aros encebollados con queso: crujientes, sabrosos y fáciles de hacer

Si quieres salirte de la rutina y deseas experimentar algo diferente, no pierdas la oportunidad de probar estos ricos aros de cebolla con queso, te aseguro que quedarás encantado con su extraordinario sabor.

Aros encebollados con queso

Las cebollas además de servir para ensaladas y guisos, se convierten en un delicioso pasapalo para compartir con amigos o familiares mientras disfrutas de una cena amena o como una entrada mientras esperas el plato principal.

Cuando pruebes estos crujientes aros de cebolla que te enseñaremos a preparar, te enamorarás perdidamente de ellos. Son un aperitivo o un entrante único para deleitar a cualquier hora del día.

Los aros de cebolla los puedes ir preparando siguiente esta sencilla receta.

Ingredientes que necesitas para la receta:

Elaboración paso a paso:

Paso 1:

Para preparar este aperitivo plato, lo primero que tienes que hacer es pelar las cebollas, luego corta en finos aros de un centímetro y medio aproximadamente. Seguidamente pica el queso en tiras delgadas y reserva. En dos platos hondos agrega el pan rallado y la harina de trigo y reserva.

Paso 2:

En un bol aparte, bate los huevos y añade una pizca de sal, pimienta negra y el perejil mezcla hasta que espumen y reserva. Para armar los aros de cebolla, coloca un aro pequeño dentro de uno más grande procurando que quede un espacio entre ellos. Pon el queso dentro de esa abertura. Repite este paso hasta que hayas terminados con todos. Una vez que culmines, pon los aros de cebolla en una bandeja y refrigera durante una hora.

Aros encebollados con queso

Paso 3:

Transcurrido el tiempo, pasa cada aro relleno por el huevo batido, seguidamente por la harina y por el pan rallado. Vuelve a pasar por el huevo y por último por el pan rallado. En una sartén vierte un poco de aceite y cuando esté caliente fríe los aros por partes. Deja dorar por ambos lados, reirá y escurre sobre un papel absorbente.

Paso 4:

Sirve tus aros de cebolla con queso y acompaña con la salsa de tu preferencia ¡no quedará nada en la mesa!

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias