Menu
Con 2 ingredientes: Prepara esta exquisita mantequilla en solo 5 minutos
Recetas

Con 2 ingredientes: Prepara esta exquisita mantequilla en solo 5 minutos

Existes diversas formas de hacer mantequilla, o al menos de preparar sustitutos cuya textura y sabor harían dudar al más experimentado de los paladares. Este método es sin duda uno de las más particulares pues quizás ya la has hecho antes, comienza por montar nata en su punto y simplemente pasarse. ¡Toma nota!

Imagen de Autor

por Johen Velasco

La nata o también conocida como crema de leche es una sustancia de origen lácteo, cuya consistencia grasa la convierten en uno de los ingredientes claves de la repostería. Aunque su valor nutricional es escaso, se puede consumir de forma moderada. 

Cómo hacer mantequilla casera con nata para montar

Además de servir para la elaboración de postres, la nata para montar puede transformarse en una exquisita mantequilla. Por increíble que parezca, solo basta con batir la nota hasta montarla y pasarse unos segundos demás. 

Cuando esto sucede no obtenemos nata montada, en su lugar hemos preparado por accidente mantequilla casera. Ahora si quieres prepararla de forma consiente, esta es la receta más adecuada para que quede rica y cremosa. 

Consideraciones: Para elaborar esta deliciosa mantequilla casera, debemos llevar la nata para montar al congelador durante 30 minutos de forma que esté bien fría para el momento de la preparación. 

Cómo hacer mantequilla casera con nata para montar

Ingredientes

  • Nata para montar, 500 mg
  • Queso crema natural, 1 cucharada (opcional)
  • Azúcar glass, 89 g

Preparación

  • Colocamos la mariposa en la thermomix. Vaciamos los ingredientes en el robot y la llevamos a 3,5 de potencia y nos quedamos atentos para detenerla en el momento exacto que la nata se haya montado, siempre y cuando quieras nata. 
  • Si quieres mantequilla continúa mezclando hasta que empiecen a aparecer pequeños grumos, y en cuestión de segundos habrá quedado separada la grasa del suero. 
  • Ahora solo debes separar y escurrir la mantequilla de la buttermilk, que puedes reservar en el refrigerador para futuras recetas. Escurre bien la mantequilla casera y envásala en un tupper apto para nevera. ¡Listo!

Temas

Comentarios