¡Consume mangos todo el año! Aprende a conservarlos con este sencillo método

El mango es una de las frutas más versátiles en la cocina. Si deseas conservar por mucho más tiempo todos sus nutrientes, te mostramos cómo hacerlo

La deshidratación es una técnica de conservación muy antigua, que consiste en extraer la humedad de los alimentos para evitar la formación de microorganismo que causan su descomposición, manteniendo sus nutrientes.

Si deseas disfrutar todos los nutrientes de esta fruta tropical, aún fuera de su temporada, una opción es la deshidratación, para ello puedes utilizar un horno convencional o microondas.

Cualquiera sea la técnica de deshidratación que elijas, lo primero que debes hacer es lavar muy bien los mangos, asegúrate que est��n en el punto perfecto de maduración. Una vez limpios, seca y retira la piel.

Mango deshidratado

Corta los mangos en rodajas muy finas, de 3 milímetros aproximadamente. Luego colocalas en una bandeja, separadas entre sí, para que se deshidraten correctamente.

Lleva al horno y cocina a 50ºC por espacio de una 1 o 2 horas, tiempo durante el cual deberás voltear constantemente los mangos para que se cocinen de manera uniforme. Cumplido el lapso, si notas que las rodajas están completamente secas, tu mango está listo.

En caso de que decidas utilizar el horno microondas, el tiempo de cocción es de 25 a 30 minutos y debes cocinar en la opción descongelar para evitar que se queme el mango.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias