Desde Disney a tu mesa: prepara los famosos beignets de "La Princesa y el Sapo" Desde Disney a tu mesa: prepara los famosos beignets de "La Princesa y el Sapo"

Desde Disney a tu mesa: prepara los famosos beignets de "La Princesa y el Sapo"

Seguramente por el nombre no los ubiques, pero sí por la película en donde aparecen. Estos ricos y dulces beignets de origen francés provienen de las manos expertas de Tiana, la protagonista del film de Disney "La Princesa y el Sapo". Aquí te mostramos la receta.

Los beignets franceses son como unos buñuelos fritos que resultan deliciosos. Los mismos son típicos de la gastronomía de Francia y se han extendido a otras partes del mundo. ¿Recuerdas la película de Disney, "La Princesa y el Sapo"Tiana, su protagonista, los hizo realmente famosos.

Su base es una masa fermentada que luego se fríe; el resultado es un postre crujiente por fuera y esponjoso en su interior. No es demasiado dulce ya que tradicionalmente solo se espolvoreaban con azúcar glas después de sacarlos del aceite. Son muy sencillos de hacer, ¡no puedes perderte esta receta!

Prepara los ricos beignets de Tiana en "La Princesa y el Sapo".

Ingredientes:

Preparación:

  1. En un bol, colocar el agua tibia y disolver la levadura. Añadir el azúcar y mezclar muy bien para que se integre.
  2. En otro bol, colocar la leche, los huevos y la sal y batir hasta que quede una mezcla homogénea.
  3. A esta mezcla, añadir la levadura e integrar.
  4. A continuación, echar poco a poco la harina tamizada, removiendo para que no se formen grumos. Cuando se haya incorporado la mitad de la harina, agregar la mantequilla previamente derretida, mezclar y terminar de incorporar la harina.
  5. Amasar la preparación durante 12-15 minutos, hasta obtener una masa bien homogénea.
  6. Llevar a un recipiente, tapar con papel film y dejar fermentar durante al menos dos horas.
  7. Estirar la masa de un dedo de grosor y cortarla en rectángulos de similar tamaño.
  8. Calentar aceite en una cacerola y freír por ambos lados cuidando que no se queme cada buñuelo. Deben freírse de a poca cantidad para poder controlarlos.
  9. Por último, colocarlos sobre papel absorbente y espolvorear con una generosa capa de azúcar glas.
Beignets franceses.

Puedes servirlos recién hechos o ya fríos, para un desayuno o una deliciosa merienda en la tarde junto a un calentito café. Prueba a rellenarlos o cubrirlos con los ingredientes que más te apetezcan. ¡Parecerán hechos por una panadera profesional!

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias