Sin gelatina ni leche condensada, cocina esta rica Tarta de queso con 2 ingredientes Sin gelatina ni leche condensada, cocina esta rica Tarta de queso con 2 ingredientes

Sin gelatina ni leche condensada, cocina esta rica Tarta de queso con 2 ingredientes

La tarta de queso es una de las recetas de postre más cremosas que se hayan elaborado y por ende la más gustada por toda la familia desde el más grande hasta el más pequeño. Si quieres saber su preparación aquí te daremos más detalle sobre esta rica Tarta de queso sin gelatina ni leche condensada.

¿Las tartas de queso son tu debilidad? Si es así, presta atención porque la receta que hoy traemos para ti, se convertirá en una de tus preferidas. Esta Tarta de queso no requiere de horno, ni gelatina ni leche condensada.

Realmente esta Tarta de queso es muy fácil de preparar, ni siquiera es necesario utilizar alguna máquina para batir ni nada de eso. ¿Te animas a preparar este cremoso postre?Entonces sigue leyendo y descubre cómo hacer una Tarta de queso sin gelatina ni leche condensada para conseguir un cheesecake menos empalagoso pero igual de cremoso.

Deliciosa tarta de queso sin leche condensada, gelatina ni horno

Receta para la tarta de queso sin gelatina ni leche condensada

Ingredientes:

Para la base

Para el relleno

Para decorar

Cómo elaborar esta receta

Lo primero que tienes que hacer para preparar la Tarta de queso sin gelatina ni leche condensada es triturar las galletas. Luego, colócalas en un molde junto con la mantequilla derretida hasta formar una masa homogénea. Dependiendo del tipo de galletas que uses, es posible que requieras de más mantequilla.

Cubre la base del molde con la pasta de galleras, extiéndela por todo el fondo de la bandeja con ayuda de una cuchara. Si deseas cubrir el borde de la bandeja, necesitarás el doble de galletas y mantequilla.

Deliciosa tarta de queso sin leche condensada, gelatina ni horno

Truco: Forra la bandeja con papel para hornear, será más fácil para desmoldar la tarta.

Guarda las base de galletas en el refrigerador mientras preparas el relleno. Para ello, retira el queso de la nevera, deja que se enfríe y colócalo en un bol y empieza a batir. Luego añade la crema de leche bien fría y continúa batiendo para montarla.

Cuando esté casi lista, incorpora el azúcar y termina de batir el relleno de la tarta de queso sin gelatina ni leche condensada. Sugerencia: Puedes agregar un poco de zumo de limón para darle ese toque extra de sabor y consistencia.

Por último, incorpora el relleno sobre la base galletas, extendiendo con una cuchara o una espátula. Cuando lo hagas, guarda la Tarta de queso sin gelatina ni leche condensada en la nevera o refrigerador por 4 horas o si prefieres lograr una mejor consistencia reserva durante toda la noche.

Cuando la tarta haya cuajado, desmolda con mucho cuidado colocándola sobre un plato, cubre la superficie con mermelada de fresa o cualquier otro ingrediente de tu agrado. Eso es todo.

Más Noticias