5 verdades sobre el cigarrillo y la fertilidad

Es casi una constante que las mujeres que se embarazan, dejen de fumar. Sin embargo, si toman conciencia de cómo el fumar puede afectar la posibilidad de lograrlo, es probable que lo hagan antes de iniciar la búsqueda de un hijo. Lo mismo va para el hombre.

Por: Redacción mui

Estas son algunas verdades sobre el impacto del tabaco en la fertilidad:

- La cantidad de cigarrillos consumidos tiene una relación proporcionalmente directa con la probabilidad de dificultades para concebir. Ya en 2008 la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM) calculó que en un 13% de los casos de esterilidad el consumo de tabaco podría tener algún grado de responsabilidad.  

- La probabilidad de embarazo en una mujer puede estar disminuida por el consumo de tabaco. En la mujer, los efectos pueden ser dramáticos. Es el segmento poblacional donde más creció: hoy fuma un tercio de las que están en edad fértil. Los componentes del humo del tabaco pueden producir dos tipos de daños, uno crónico y uno agudo. El daño crónico, de muchos años de fumar, se manifiesta en las arterias, en las células de los distintos tejidos y órganos, y afecta su vitalidad y función. En ese contexto, el sistema reproductor no está exento, el tabaco tiene efectos sobre la reserva ovárica y sobre las células madre -que son las que van a dar origen a los óvulos maduros. También, influye en la irrigación de los ovarios y del útero, y en la normal secreción de hormonas. Por otra parte, el daño agudo se expresa en cómo ataca al óvulo en cada ciclo, desde que comienza su maduración, a partir del día 5 del ciclo, hasta el momento de ovulación. En ese proceso de maduración, se vuelve más sensible al tóxico directo del tabaco, y hasta puede afectar al desarrollo normal del endometrio en ese ciclo, donde el eventual embrión debería encontrar las mejores condiciones para poder implantar.

- El cigarrillo puede afectar de manera nociva al semen y a los espermatozoides. En el hombre puede afectar la calidad del semen y de los espermatozoides. Diversos estudios científicos demuestran que, en fumadores de más de 20 cigarrillos diarios, tiene impacto en el ADN (información genética) de los espermatozoides en una proporción mayor que en los no fumadores.

- Aumenta las complicaciones en el embarazo. Existen más riesgos de embarazos ectópicos, de abortos, de malformaciones fetales, de partos prematuros y de hemorragias. Si la mujer fuma durante la gestación, el niño tiene tres veces más probabilidad de nacer con bajo peso porque el cigarrillo contiene sustancias que pueden afectar el crecimiento y el desarrollo del feto.

- El tabaquismo aumenta las chances de tener disfunciones eréctiles. Puede hacerlo a través de su efecto nocivo sobre los vasos sanguíneos, como así también al afectar la normal producción de hormonas, en este caso la testosterona.

Es importante tener en cuenta que a mayor consumo de tabaco más riesgos de estar afectados, pero que también depende de la sensibilidad de cada uno. Puede ser que alguien que fuma más de 20 por día no se encuentre afectado y otro que fuma 10 si lo esté. Como no se puede saber cuánto va a afectar en cada caso, siempre es mejor dejar de fumar.

Más noticias de VIDASANA