¿Ampollas en los pies? Mira estos sencillos trucos para evitarlas

Muchas veces cuando compramos algún zapato nuevo suele producirnos unas lesiones muy dolorosas llamadas ampollas, pero hay algunos trucos que pueden ayudarte a eliminarlas o reducir las rozaduras que las causan.

Muchas veces cuando compramos algún zapato nuevo suele producirnos unas lesiones muy dolorosas llamadas ampollas, pero hay algunos trucos que pueden ayudarte a eliminarlas o reducir las rozaduras que las causan.

El primer consejo es muy básico: compra zapatos de tu talla.  Esto quiere decir que tu pie debe entrar con facilidad en él y debe haber una pequeña distancia entre el dedo más largo y la punta del calzado. 

También debe considerar las costuras internas.  Asegúrate que no haya ninguna que te vaya a lastimar el pie cuando camines. 

Usa los zapatos nuevos gradualmente.  ¿Por qué? Para que tu pie se vaya acostumbrando al nuevo zapato y vayas identificando los puntos más sensibles.  Úsalos por una o dos horas, y luego ve aumentando poco a poco hasta que los aguantes todo el día. 

La aplicación de vaselina o jabón seco en los lugares en los que sabes que siempre se te forman las ampollas, reducirá la fricción de la piel con el interior del zapato.

Por último, si tienes los pies muy húmedos, esto contribuye a ablandar la piel y a hacerla mucho más sensible a los roces.  Trata de comprar zapatos con buena ventilación y usar talcos o polvos bóricos que recojan el sudor.

Más Noticias