Aprende a reconocer si hay malas energías en tu casa con estos remedios caseros

¿Sentís que todo sale mal? ¿Muchas peleas con tu familia? ¿Tus mascotas están alteradas? Sin dudas, tu casa puede estar repleta de mala energía. Aquí te mostramos cómo reconocer esta situación y pedir, entonces, una limpieza espiritual.

La mala energía presente en tu casa pueden hacer que todo salga mal. Para ello, hay varias señales que indican que las cosas no están bien en tu hogar. Aunque las causas son numerosas, las consecuencias siempre repercuten en la vida de las personas que viven allí.

Hay varios síntomas de la presencia de energía negativa en la casa. Entre ellas se encuentran:

Cómo reconocer si tu casa está llena de malas energías.

Ahora, ¿cómo repelemos todo lo negativo del hogar? Una de las opciones más utilizadas es la sal. Puedes colocar un plato con sal debajo de tu cama antes de irte a dormir. Si por la mañana la sal se puso morada, es porque tenés que realizar una limpieza energética de la casa.

Sino, puedes emplear la conocida “sal negra”. Se trata de una sal de color gris rosado con procedencia volcánica. Hay que colocarla en las esquinas de la casa, en dirección a los 4 puntos cardinales. También hay que ponerla debajo de la cama. Si cambia de color, textura u olor, significa que hay mala energía y la sal la está absorviendo.

La sal es un buen método para saber si hay malas energías en tu hogar.

El vinagre también sirve para testear. Introduce en unos frascos 3/4 partes de sal y el resto de vinagre de vino blanco. Colocá estos tarros por las esquinas de la casa, uno por habitación. Si ves que se pudre, huele mal o el vinagre se evapora mientras la sal se sale del bote, significa que hay malas energías y se están absorbiendo.

Otra buena alternativa es situar un cuenco con agua en algún punto de la casa donde sientas que hay actividad rara o no te sentís cómodo. En caso que aparezcan burbujas en el agua, será indicador de malas vibras.

La prueba del agua es la más común para saber si hay malas energías.

Los claveles se consideran un símbolo de protección, pero además también nos indican si hay o no energía negativa en casa. La prueba consiste en colocar doce claveles blancos y uno rojo en un florero, colocando en el centro del ramo el de color rojo. Si este se marchita antes que los blancos, nos indicará que hay malas vibraciones en el hogar.

Y por último, las velas: basta con encenderlas en una superficie plana y si la cera cae solo por la parte de detrás, significa que hay energía negativa en casa.

Más Noticias