Aprende a hacer calabaza en almíbar aquí Aprende a hacer calabaza en almíbar aquí

Aprende cómo hacer calabaza en almíbar ¡Facilísimo!

¿A quién no le gusta el zapallo o calabaza en almíbar? Es un postre tan antiguo como exquisito, además de muy económico. Pero el problema que se nos presenta a la hora de hacerlo es pensar que hay pasarlo por cal viva para que quede crocante por fuera y no se nos desarme todo.

Pero te vamos a dar una receta exclusiva para evitar la cal y reemplazarla por otra cosa más simple de manipular y que todos tenemos en casa seguramente. 

El secreto es dejar el zapallo cortado ya en cubos por 24 horas con bicarbonato de sodio...puedes creer que simple?? Sólo eso! Hay quienes también lo dejan en vinagre 24 horas y también funciona. Nosotros te recomendamos la opción del bicarbonato por sobre la del vinagre, pero si tienes este último en casa y estás antojado de zapallo en almíbar pruébalo igual así.

variedades de calabazas

Otra inquietud a la hora de elaborar este dulce es que variedad de calabaza debemos utilizar. Para esto debemos tener en cuenta que conviene emplear un zapallo con no mucho sabor y de consistencia más acuosa, es decir aquél zapallo que es más rico para comer sólo o en guisos no es el indicado para hacer en almíbar. 

El más recomendado por excelencia es el zapallo Angola, siguiendo la misma línea puede ser utilizado el Rayado o el Plomo. Quedando para última instancia el Anco o Coreano. Los zapallos como el Cabutiá o el Princesa que son más pulposos y dulces, a pesar de ser los más ricos no sirven para hacer en almíbar.

Ahora sí te pasamos la receta que es muuuuyyy simple.

Ingredientes:

Preparación:

1. Cortar los zapallos en cuadrados de 2 x 2 cm, poner en un bowl, agregarles el bicarbonato, y cubrir con agua, remover y llevar a la heladera por 24 hs. 

2. Retirar a las 24 hs, enjuagarlos bien, pesarlos (porque largan agua y pierden peso). La proporción es igual cantidad de zapallo que de azúcar (1 kg por 1kg).

zapallo en almíbar

3. Colocar entonces los zapallos con el azúcar y el agua cubriendo 3 cm por encima a los zapallos (si hace falta más de los 2 litros, agrégale), y la esencia de vainilla en una cacerola. Llevar al fuego por 2 horas hasta que estén tiernos por dentro y crocantes por fuera. Envasar en frascos de vidrio cuando aún está caliente. Si quieres hacer conserva, previamente esteriliza los frascos ( en agua hirviendo durante 10 minutos).

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias