¿Beber engorda? Mira porqué no debes ingerir alcohol si quieres perder peso

Para entender porque la ingesta de alcohol promueve el aumento de peso, es necesario comprender qué órgano se encarga de procesar este líquido, y qué sucede con el mismo cuando se encuentra procesando las bebidas espirituosas.

El alcohol es un depresor del sistema nervioso y la séptima causa de muerte a nivel mundial, cuando este líquido entra a nuestro organismo es procesado por el hígado para su posterior absorción por el torrente sanguíneo y su ulterior alteración del sistema nervioso. 

Beber aumenta el riesgo de sufrir obesidad

El hígado tiene funciones muy específicas pero sumamente vitales, veamos algunas de ellas: 

Sabiendo las principales funciones de este órgano, es importante destacar que el consumo de alcohol suspende gran parte de estas funciones para encargarse principalmente en el procesamiento de esta última sustancia y su paulatina expulsión del cuerpo. 

Beber aumenta el riesgo de sufrir obesidad

¿Pero, y entonces qué implica beber alcohol y cómo aumenta el riesgo de obesidad? Al ingerir alcohol y suspender las funciones habituales del hígado al máximo de su capacidad, los alimentos no serán procesados con las misma eficacia que acostumbra el cuerpo y las grasas por ausencia de bilis no serán procesada, lo que implica su posterior absorción y acumulación. 

Pero lo peor está por venir, y es que algunos estudios señalan que al ingerir alcohol una parte del cerebro asociada con la alimentación se estimula, lo que provoca que la persona termine ingiriendo más comida de lo habitual, por consiguiente el cuerpo absorberá más grasa no procesada y con la repetición de esta actividad, llegará la inevitable obesidad.

Johen Velasco

Mercadólogo egresado de la Universidad Latinoamericana y del Caribe, Especialista en Marketing Digital, Blogger, Gerencia y emprendimiento. Amante de los animales, de la naturaleza, y de los libros.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias