Con estos sencillos trucos, tendrás tu colchón impecable y libre de malos olores

El colchón es una de las partes más importantes de la casa. Nos permite descansar y dormir plácidamente luego de una larga y ardua jornada. Por ello, es necesario mantenerlo limpio y cómodo. Sigue estos sencillos trucos y el resultado será estupendo.

Mantener limpio nuestro hogar es primordial para una buena calidad de vida. Con el pasar del tiempo y el constante uso, la acumulación de polvo y ácaros es inevitable, sobre todo en los dormitorios y en especial en el colchón

Para tener una buena higiene, debes cambiar las sábanas todas las semanas, ventilar la habitación al menos 5 minutos antes de hacer la cama, sacudir bien almohadas y sábanas y aspirar el colchón semanalmente. ¿Pero cómo trabajamos con el colchón, donde las manchas y los olores se acumulan aún más?

Mira cómo mantener limpio y suave tu colchón de todos los días.

El sudor es uno de los mayores responsables de la aparición de manchas y humedad en el colchón, y en el caso de los más peque��os y pequeñas, la orina. Debe haber una pronta solución porque, no solo puede dañar la calidad del colchón, sino también producir infinidad de bacterias malas para la salud. 

Al igual que en las cosmética, también existen remedios caseros para limpiar el colchón: puedes utilizar limón y agua, ideal para eliminar manchas y olores; bicarbonato, que junto con agua, genera una pasta que es bastante efectiva en la eliminación de manchas en el colchón; vinagre blanco sobre un paño húmedo para frotar en la zona manchada; agua oxigenada, el remedio más efectivo contra las manchas de sangre; o detergente líquido, frotando en la zona con un paño húmedo, deja actuar y limpia posteriormente solo con agua.

Utiliza ingredientes naturales para quitar manchas y olores de tu colchón.

Respecto a la limpieza diaria o mantenimiento, cuando cambias las sábanas, se aconseja aspirar la superficie del colchón para ayudar a que el polvo no se acumule, facilitando la limpieza del colchón y evitando la acumulación de ácaros. Si antes de aspirar espolvoreas bicarbonato y lo restriegas bien, obtendrás una limpieza más efectiva.

Por último, para una limpieza de fondo, recomendable cada seis meses y aprovechando la rotación del colchón, es necesario, primero, aspirar el colchón; luego, colocar una espuma resultado de la mezcla entre una cucharada sopera de detergente líquido para la ropa en 1 litro de agua muy fría, y frontar con ella todo el colchón; para finalizar, dejar secar el colchón al aire o ayúdate con un secador.

Más Noticias