Cuida el medio ambiente y la salud de tu familia con este lavavajillas casero y sencillo Cuida el medio ambiente y la salud de tu familia con este lavavajillas casero y sencillo

Cuida el medio ambiente y la salud de tu familia con este lavavajillas casero y sencillo

¿Sabías que tu lavavajillas puede resultar realmente daniño para el medio ambiente y la salud de tus seres queridos? Descubre las consecuencias que un producto químico como este puede generar y además, cómo producir de forma fácil detergente para platos en casa.

Los lavavajillas suelen tener abundantes productos químicos, no solo dañinos para nuestra salud, sino también para el medio ambiente. Si bien permiten eliminar fácilmente los restos de comida, suciedad y grasa adheridos a los cubiertos, hay maneras caseras de producirlos en casa y con ingredientes naturales. 

Los elementos básicos que componen el jabón que venden en el mercado son: Cloro, alquilo fenoxi etanoles (APEs), diclorometano (DCM), dietanolamina (DEA), dioxano, fosfatos, lauril sulfato de sodio/lauret y fragancias sintéticas que aportan buen olor. Son componentes que, al lavar los platos y dejar la canilla abierta, llega a los grandes cuerpos de agua y los contamina inmediatamente.

Consecuencias de lavavajillas industriales.

Por otro lado, aunque son cantidades muy pequeñas que no producen ningún efecto directo a largo plazo, dicha exposición continuada puede traer problemas de salud, como asma, irritación de la piel o incluso enfermedades más serias, ocasionadas por esta exposición lenta, pero continuada, a dichos elementos químicos. 

¡No desesperes! Te traemos una receta para hacer tu lavavajillas casero con elementos básicos de limpieza naturales, fáciles de conseguir y sobre todo, baratos. Es una preparación rápida que luego agradecerás haber hecho para tí, tu familia y la naturaleza que te rodea.

Lavavajilas casero y ecológico.

Ingredientes:

Procedimiento:

  1. Mezclar en un un cazo el agua y el vinagre, calentándolo a fuego medio. Cuando comience a hervir, bajar el fuego.
  2. Introducir los otros ingredientes de uno en uno y poco a poco, sin dejar de remover en ningún momento, y a fuego medio: la sal, el jugo de limón, las ralladuras del jabón de glicerina y las dos cucharadas del bicarbonato de sodio. Recordar que cada uno debe disolverse antes de añadir el siguiente, de lo contrario no obtendremos un jabón homogéneo.
  3. Dejar que se enfríe y, después, introducir este lavavajillas casero en una botella adecuada. 

Maria Laura Lago

Locutora Integral de Radio y Televisión egresada en el Instituto Eter Estudiante de la Tecnicatura en Periodismo Digital en la Universidad Nacional de Mar del Plata Community Manager Docente en Nivel Secundario+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias