Cura tibetana: Mezcla ajo y alcohol y dile adiós a varios problemas de salud ¡Descubre cuáles! Cura tibetana: Mezcla ajo y alcohol y dile adiós a varios problemas de salud ¡Descubre cuáles!

Cura tibetana: Mezcla ajo y alcohol y dile adiós a varios problemas de salud ¡Descubre cuáles!

La cura tibetana del ajo ha demostrado ser muy efectiva para contrarrestar los síntomas de algunas de las enfermedades más comunes en la población actual, por ello te queremos enseñar como se hace ¡Toma nota!

Este remedio ha sido empleado por los monjes budistas del Tíbet hasta cientos de años y demostrado ser realmente efectivo para combatir y eliminar varias enfermedades y problemas de salud.

Ajos

Algunos de los beneficios más notables de este tratamiento es que puede ayudar a eliminar los depósitos grasos acumulados en todo el cuerpo, así como también disminuir el colesterol malo y aumentar el colesterol bueno.

Sorprendentemente también puede reducir la cantidad de triglicéridos en la sangre y mejorar ampliamente los problemas circulatorios, por otro lado también es efectivo para mejorar la tensión arterial y el funcionamiento del hígado, ya que tiene un efecto depurativo que favorece el funcionamiento de riñones y evitará la retención de líquidos.

Sin embargo no todo es tan bueno, puesto que esta cura tibetana del ajo también tiene sus contraindicaciones, puesto que no se recomienda para personas que sufran de úlceras digestivas, irritaciones gástricas o tomen anticoagulantes, por tal motivo siempre se recomienda consultar a un médico antes de ingerir cualquier tratamiento sin importar que sea natural.

¿Cómo preparar el tratamiento tibetano del ajo?

Preparación

Tritura el ajo crudo y ponlo dentro de una botella de cristal junto con el alcohol y sella herméticamente, luego consérvalo dentro de la nevera durante 10 días y listo.

Cura tibetana del ajo

Modo de empleo

Este tratamiento para que sea realmente efectivo debe injerirse de la siguiente manera en un vaso de agua ¡Toma nota!

Día 1: Una gota antes del desayuno, dos gotas antes del almuerzo y 3 gotas antes de la cena.

Día 2: 4 gotas antes de desayunar, 5 gotas antes de la segunda comida y tres gotas antes de la última comida del día.

Día 3: 7 gotas en ayuna, 8 antes del almuerzo y 9 antes de la última comida del día.

Día 4: 10 gotas antes del desayuno, 11 antes del almuerzo y 12 antes de cenar.

Día 5: 13 gotas antes del desayuno, 14 gotas antes del almuerzo y 15 gotas antes de la cena.

Día 6: 15 gotas en ayunas, 14 gotas antes del almuerzo y 13 gotas antes de la última comida del día.

Día 7: 12 gotas antes de desayunar, 11 antes del almuerzo y 10 gotas antes de la cena.

Día 8: 9 gotas en ayuna, 8 antes del almuerzo y 7 antes de cenar.

Día 9: 6 gotas antes del desayuno, 5 gotas antes del almuerzo y 4 gotas antes de la cena.

Día 10: 3 gotas antes del desayuno, 2 gotas antes de la segunda comida y una gotas antes de cenar.

Luego del día 10 debes tomar 25 gotas cada 3 días hasta terminar el tratamiento y según el manuscrito tibetano, este tratamiento no debe repetirse antes de 5 años.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias